Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Superior vasco juzgará el 'caso Atutxa' a partir del 26 de octubre

Los acusados afrontan la pena de inhabilitación

El juicio contra el ex presidente del Parlamento vasco Juan María Atutxa, del PNV, y dos miembros de la Mesa de la Cámara que él encabezó -Gorka Knörr, de EA, y Kontxi Bilbao, de EB-, acusados de desobediencia por negarse a disolver Sozialista Abertzaleak (SA), el grupo parlamentario de la ilegalizada Batasuna, comenzará a las 10.30 del 26 de octubre. La sala del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que les juzgará estará formada por los magistrados Pablo Sesma, Javier Murgoitio y Juan Carlos Iturri.

Atutxa, Knörr y Bilbao se enfrentan a una multa de tres a doce meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público de seis meses a dos años. La fiscalía, tras haber impulsado el caso junto al sindicato Manos Limpias desde que presentó la querella en 2003, decidió al final no acusar. Esta actuación del ministerio público llegó a ser calificada de "volátil" por la Sala Civil y Penal del alto tribunal vasco, que en febrero revocó el archivo de la causa decidido el 28 de diciembre de 2004 por la instructora del caso, la magistrada Nekane Bolado.

Los tres magistrados llamados a juzgar el caso analizaron en su auto con tanta profundidad la resolución de archivo de la instructora que se abrió la puerta a la recusación de toda la sala, lo que aprovecharon las defensas de los encausados y a lo que se sumaría luego la fiscalía. Los tres magistrados, entre ellos el presidente del tribunal, Fernando Ruiz Piñeiro, fueron finalmente apartados de la causa.

El caso Atutxa supuso un enfrentamiento de calado entre el Tribunal Supremo y el Parlamento vasco por la sentencia de marzo de 2002 de aquél que ilegalizó Batasuna, HB y EH y su posterior ejecución con la orden de disolver SA. Ante la reiterada negativa de los encausados a esa disolución, aduciendo que el reglamento de la Cámara no prevé dicho supuesto, y tras la defensa realizada por Atutxa, Knörr y Bilbao de la autonomía parlamentaria, Manos Limpias y la fiscalía se querellaron contra los tres.

[El sindicato nacionalista ELA, mayoritario en Euskadi, se pronunció ayer contra la mesa de partidos que propone el lehendakari, Juan José Ibarretxe, porque no sirve para "desbordar el Estatuto" de Gernika y "lograr la soberanía"].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de septiembre de 2005