Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | Vuelve la Liga de Campeones

"Ya me han dejado los tacos"

Reina, portero del Liverpool, rival del Betis, intenta adaptarse a la dureza de la Premier

En su estreno en la Liga de Campeones, mañana frente al Liverpool, el Betis tiene un motivo para el optimismo y otro para inquietarse. Primero la buena noticia: el Liverpool ha hecho un gol en sus tres partidos de Liga. Segundo la mala: el portero rojo es Pepe Reina.

Mañana Reina regresará al estadio de Heliópolis. A sus 23 años se le ve tan tranquilo, envuelto en su tremenda carcasa muscular, que hace declaraciones impropias de su gremio, siempre tan obsesionado con mantener su parcela intacta. "Defender con el balón en tu poder, como defendió el Villarreal la temporada pasada, es muy difícil", dice, orgulloso de su ex equipo. "Está al alcance de muy pocos e incluso para el Liverpool va a ser muy complicado llegar a defender de esa manera. Aunque vivo de no recibir goles yo creo que lo que importa, más que no encajar, es meter más goles que el rival. Eso es al final lo que te permite ganar partidos".

El portero desmitifica el tacticismo que preside al equipo de Rafa Benítez. "En general", asegura; "yo creo que el fútbol en Inglaterra es más anárquico, más desorganizado. Tácticamente el Villarreal estaba muy consolidado y muy estudiado. En el Liverpool, el míster quiere trabajar mucho el aspecto táctico. Y lo estamos haciendo. Pero por el tipo de jugadores que tenemos quizá sea más... o estemos más dependientes de la calidad individual, de lo que invente cada uno".

Reina es un pionero. Nunca un portero español dejó España para establecerse en una gran Liga europea. Pero a él no le parece una estadística muy significativa. "Para un portero la adaptación es más sencilla", dice. "Si hay alguien para el que las cosas cambian poco es para el portero: en todo tipo de fútbol tiene que parar. Y las cualidades que te engrandecen en España también te hacen grande en Inglaterra".

El preparador de porteros del Liverpool, José Manuel Ochotorena, enumera los motivos de la contratación de Reina: "Primero, por su edad tiene un margen de mejora importante; después de salir del Barça, hace dos años, dio un giro muy grande. Segundo, demuestra un dominio muy importante del juego aéreo. En Inglaterra los árbitros son muy permisivos con el contacto físico en el área pequeña. En España se protege más al portero, pero en las Islas los porteros tienen que cuidarse solos. Reina tiene la ventaja de que es físicamente muy fuerte [mide 1,90 y pesa 94 kilos]. Además, trabajamos en conjunto con la defensa para que siempre esté bien rodeado y así evitar que los rivales lo desequilibren en el momento de realizar la acción".

Reina asiente: "Evidentemente en el fútbol inglés cuanto más salgas por arriba y más domines el área más vas a ayudar a tu equipo, porque el juego es muy directo y hay muchos centros y muchas ocasiones de peligro que vienen de balones por alto. Por lo menos tienes que ser atrevido". "Ya me han dejado los tacos alguna vez", cuenta el portero. "Los rivales que se te meten al área van a todas. Ahí no tienen ningún reparo en chocar con el portero y van a por ti. Los árbitros tratan al portero como a uno más. Tú tienes que jugar con las mismas armas. Trabajar la fuerza, marcar tu territorio, ser valiente y hacerte respetar. Como portero resulta muy entretenido porque normalmente te hacen más ocasiones".

Reina no tiene un buen recuerdo de sus cruces con el Betis: "La verdad es que con el Betis no me fue muy bien el año pasado. Empatamos en Villarreal y perdimos en Sevilla. Es un hueso que me quedó por pulir. Es un equipo engañoso porque parece ligero pero es muy rocoso. Nosotros tenemos que tener cuidado cuando adelantamos la defensa en la presión porque ellos salen muy rápido al contraataque. Y arriba Oliveira es el típico delantero que no pierde el tiempo. Siempre busca el gol. Se desmarca muy bien y como le pega con las dos piernas tiene salida para los dos costados. En este momento es uno de los delanteros más completos que hay. Y además, y algo muy importante para un goleador: se lo cree".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de septiembre de 2005