_
_
_
_
PANTALLA INTERNACIONAL

Paramount y Universal disuelven el mayor cartel de distribución de cine

Dos de los grandes estudios de Hollywood han decidido tomar las riendas de sus propias películas más allá de las fronteras de EE UU. A partir de enero de 2007, cada uno de ellos distribuirá sus producciones de forma independiente en 15 grandes países, incluido España, en lugar de hacerlo a través de UIP, la compañía que crearon hace 25 años. Vender películas en el extranjero ha dejado de ser una actividad secundaria para los conglomerados del entretenimiento estadounidense para convertirse en una de sus principales líneas de negocio. Por eso Paramount y Universal, dos de las seis grandes productoras, han decidido disolver en 15 países la compañía que les servía para distribuir conjuntamente sus películas, UIP. Creada en 1981 junto a MGM, ahora ya no contaba con las producciones de la Metro pero sí con los largometrajes de Dreamworks, el estudio liderado por Steven Spielberg. A partir de 2007 UIP sólo se mantendrá activa en 20 mercados de menor envergadura.

El acuerdo supone que ambas empresas se reparten esa quincena de países entre los dos: ocho Universal (entre ellos, España) y siete Paramount. Aunque cada uno puede abrir oficinas en todos ellos, por el momento han acordado que las películas de uno las puede distribuir el otro en un plazo máximo de dos años. Los largometrajes de la compañía de Spielberg se quedan en la cartera de Universal. En el trasfondo de esta operación está el rendimiento económico de UIP. Esta macrocompañía resulta enormemente útil para distribuir las grandes producciones, con una aplastante capacidad de promoción y marketing. Sin embargo, el gigante se ha mostrado poco hábil para vender las películas de menor envergadura y muy poco interesada en el cine producido en los países donde opera. Por ejemplo, en España este año UIP ha estrenado 51 películas, más que ninguna otra compañía, mientras su recaudación asciende a 66 millones de euros. Sin embargo, la distribuidora que más dinero ha ganado ha sido Fox: más de 80 millones a pesar de haber estrenado dos títulos menos. Esta paradoja se viene repitiendo, a grandes rasgos, año tras año. Además, UIP concitaba enormes recelos entre sus competidores al acumular un catálogo de películas tan exuberante. En lo que va de año ha estrenado tres de las cinco películas más taquilleras: La guerra de los mundos, Los padres de él y Madagascar, además de La intérprete, The Ring 2, Sáhara, o Alfie. En los próximos meses llevará a las salas la tercera entrega de Torrente, el remake de King Kong o el nuevo largometraje de Steven Spielberg, Múnich.

Por su parte, las salas de cine españolas tienen interpuesta una demanda contra UIP y las otras cuatro majors de EE UU ante el Tribunal de Defensa de la Competencia, según informaba Cinco Días. Los exhibidores las acusan de abuso de posición dominante por la fijación de una serie de exigencias y condiciones y por la imposición de una lista cerrada de películas para tener acceso a los títulos de éxito. Este expediente aún está en tramitación.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_