_
_
_
_
Reportaje:

"Intentaron hacerme daño"

El bético Oliveira acusa a los defensas del Sevilla de querer lesionarle en el amistoso contra Brasil

Oliveira, delantero del Betis, declaró ayer que los defensas del Sevilla intentaron lesionarle intencionadamente durante los minutos que jugó con la selección de Brasil en el partido del Centenario del club de Nervión, el pasado martes. Tras el entrenamiento matutino, respondió afirmativamente a la pregunta de un periodista sobre si creía que los blancos habían pretendido hacerle daño: "En algunas jugadas, sí. Recibí en 15 minutos codazos y pisotones sin balón por medio".

Con un arañazo en la cara, Oliveira dijo que se había sentido peor que cuando visita el Sánchez Pizjuán con el Betis, pues en el derby las recriminaciones se dividen entre todos los integrantes del equipo y esta vez se centraron en él y en Baptista, que jugaba por primera vez en el estadio sevillista tras su fichaje por el Madrid. "Es verdad que dentro del campo no hubo mucha fiesta. El fútbol es para hombres, aunque, cuando hay jugadas en las que ves que van a lesionar a alguien o a pegarle sin balón, pienso que no hay necesidad siendo un partido de fiesta". El suramericano metió el dedo en la llaga sevillista y recordó los éxitos béticos en la Copa y la clasificación para la Liga de Campeones. Incluso llegó a congratularse por haber metido el gol del empate al Sevilla cuando, en realidad, su remate rebotó en el travesaño y Pablo Alfaro goleó involuntariamente a puerta vacía.

Estas declaraciones azuzan aún más la animosidad entre los dos clubes de la capital andaluza. Las tensiones entre ambos han venido alimentadas principalmente por el cruce de chanzas, amenazas y hasta insultos velados entre el presidente bético y el sevillista, Manuel Ruiz de Lopera y José María del Nido. Las tortas han comenzado ahora desde las campañas de captación de abonados. En plena batalla de egos, el Sevilla introdujo en su publicidad el testimonio de un niño que aseguraba ser del Sevilla para que nadie se riera de él cuando hablara en público, uno de los ataques más frecuentes de Del Nido a Lopera. El Betis contraatacó inundando la ciudad con carteles en los que figuraban lemas supuestamente de carácter ecológico. Menos humos, reza el más explícito, en referencia al carácter, según la directiva de Heliópolis, de Del Nido, abogado residente en el adinerado barrio de Los Remedios e incluido en algunos sumarios abiertos sobre la gestión de la anterior corporación municipal de Marbella.

La Delegación del Gobierno ya tuvo que intervenir el pasado curso cuando Lopera anunció que prohibiría la entrada en el estadio verdiblanco a Del Nido. Las autoridades consiguieron convencerles, pero ayer mismo, en conversación privada, un alto cargo de la policía admitía la preocupación con la que se contempla una riña que amenaza con traducirse en enfrentamientos entre los aficionados.

Las declaraciones de Oliveira ya han entrado en ese terreno. El entrenador bético, Llorenç Serra Ferrer, se apuntó a la gresca: "No me gustó el trato que recibió. Los insultos no vinieron a cuento. Cuando uno celebra su centenario, debe festejarlo Si dice que fueron a lesionarle, estoy con él".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_