_
_
_
_

Detenido el presunto homicida de un inmigrante en Tortosa

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron anoche en Roquetas de Mar (Almería) a Juan Alberto G. D., de 37 años, por su presunta implicación en la muerte de un marroquí al que supuestamente tiroteó el pasado día 30 de agosto tras una discusión, que se originó porque el arrestado no respetó la preferencia del extranjero en un paso de peatones en pleno centro de Tortosa (Tarragona).

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron anoche en Roquetas de Mar (Almería) a Juan Alberto G. D., de 37 años, por su presunta implicación en la muerte de un marroquí al que supuestamente tiroteó el pasado día 30 de agosto tras una discusión, que se originó porque el arrestado no respetó la preferencia del extranjero en un paso de peatones en pleno centro de Tortosa (Tarragona). El detenido se encontraba anoche en dependencias policiales en la localidad almeriense y en las próximas horas será puesto a disposición judicial. El caso se encuentra bajo secreto de sumario.

Un equipo de buzos del Cuerpo Nacional de Policía que inspeccionaba el río Ebro localizó ayer por la mañana la pistola con la que presuntamente disparó a Sallem E., un ciudadano marroquí de 36 años. Los buzos de la policía hallaron una pistola de un calibre de 9 milímetros parabellum, que el asesino supuestamente arrojó al río tras huir del lugar de los hechos. Tras desprenderse de la pistola, el fugado también abandonó su vehículo, un Renault Espace, que se halla en manos de la policía desde la mañana siguiente al suceso.

Por otra parte, unos 300 manifestantes a juicio de los organizadores y 200, en opinión de la Policía Local de Tortosa, se concentraron ayer por la tarde en el núcleo histórico de la ciudad e iniciaron un recorrido hacia la comisaría de policía. La práctica totalidad de los manifestantes eran miembros de la numerosa comunidad musulmana de la ciudad -unas 3.000 personas respecto de los 35.000 habitantes totales- y gritaron toda clase de consignas condenando el hecho y reclamando la detención del agresor.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_