Ken Zazpi mezcla temas nuevos y viejos en su primer disco en vivo

Los grupos suelen esperar a que pase un buen número de años y de discos grabados en estudio para editar su primer directo, que suele hacer las veces de grandes éxitos. Sin embargo, Ken Zazpi no ha querido esperar tanto y, al igual que Coti, en su tercera entrega, Gelditu denbora (Gor), ha recuperado en vivo seis canciones ya incluidas en sus dos primeras obras. Han sido adaptadas a formato acústico y se presentan acompañadas por otras siete inéditas. "Para un grupo es siempre importante marcarse nuevos retos, y un acústico en directo lo es para cualquiera. No miramos si es pronto o tarde", justifica el cantante, Eñaut Elorrieta.

"No queríamos un directo ostentoso. Nos sentíamos cómodos con un carácter más cercano e intimo. Lo mas fácil hubiera sido grabar un eléctrico por caminos ya explorados, pero queríamos buscar otras sonoridades, jugar con otros timbres", agrega el guitarrista Jon Mikel Arronategi, ex Exkixu. En cuanto al resultado final -un muestrario de pop de armazón acústico y en euskera, cercano en ocasiones al trabajo de Bide Ertzean-, se muestra plenamente satisfecho y considera que no han traicionado su espíritu rockero.

"Ha supuesto mucho trabajo, pero el resultado nos parece intenso, dinámico, un disco completo, equilibrado, en el que todos los instrumentos tienen su protagonismo, su importancia y su sitio. Las bases siguen siendo contundentes y las acústicas son el hilo conductor, pero también tiene partes en las que la guitarra eléctrica adquiere un carácter más agresivo y rockero", explica.

Canciones como desahogo

La contraportada de Gelditu denbora muestra al cantante sentado frente al imponente graderío del Teatro Arriaga, pero lo cierto es que el disco se grabó en los estudios Garate, ante unos pocos espectadores. Sus canciones abordan con frecuencia el tema de la ausencia, una de sus fuentes de inspiración. "Hablamos de nosotros mismos, de lo que nos preocupa e importa. De nuestras inquietudes", concreta Elorrieta.

El sello pamplonés Gor presenta a Ken Zazpi como "una de las figuras musicales más importantes de Euskal Herria", aunque el guitarra opta por la prudencia. "Creemos que hay muchas propuestas y la nuestra es una más. Las etiquetas no nos quitan el sueño", afirma Arronategi. Aunque su música es muy agradable, plena de melodías, el grupo de Gernika se resigna a correr la misma suerte que el del pop rock cantado en euskera, estancado en Euskadi, incapaz de dar el salto al resto del mercado español. Y descarta cambiar de idioma para logarlo. "Vivimos en un país cada vez más globalizado, también en la música, y nosotros reivindicamos lo nuestro, lo propio, y a nuestra manera, en euskera. Aunque, ¿qué porcentaje del público español entiende las letras en inglés? Quizá sea el mercado español el que debería abrirse", sentencia el vocalista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 27 de agosto de 2005.

Lo más visto en...

Top 50