Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | Primera jornada de Liga

Aimar levanta al Valencia

Un gran partido del argentino coronado con un gol da el triunfo a los de Quique ante el Betis

Deprimido como estaba, el Valencia encontró la mejor medicina posible: Aimar, que ha llegado finísimo tras las vacaciones y que se ha topado con un entrenador por fin sensible dispuesto a comprender su alma de poeta. Ayer, el argentino desnudó con sus versos al Betis, que reaccionó demasiado tarde, cuando ya el cuadro de Quique se había atrincherado atrás. Mestalla despidió anoche a Aimar con una ovación atronadora que premió su excelente partido.

Su revoltoso fútbol llenó todos los rincones de Mestalla. El extremo derecho, por ejemplo. Allí Rivera se interpuso entre el media punta argentino y la línea de fondo. ¿Sin salida? La encontró Aimar, que inventó un regate con un ligero golpe de su tobillo derecho. Tic. Se internó en el área y su pase atrás no encontró el remate adecuado. Ése fue el resumen del Valencia en la primera parte. No le faltó fútbol, pero sí rematadores contundendes. O tal vez más delanteros, pues a Mista le faltó compañía, rodeado como estuvo de toda la línea defensiva andaluza. Quique Flores, sin embargo, optó por el mismo esquema con el que triunfó Rafa Benítez en el Valencia, y hasta casi con los mismos hombres, con excepción de Moretti, que ha entrado como central, y Albiol en el lateral derecho. Como Benítez, Quique prefiere construir su equipo de atrás hacia adelante. El problema es que, para ganar y salir de la depresión, hace falta arriesgar.

VALENCIA 1 BETIS - 0

Valencia: Cañizares; Albiol, Ayala, Moretti, Fabio Aurelio; Rufete, Albelda, Baraja, Vicente; Aimar; y Mista (Kluivert, m. 63).

Betis: Doblas (Contreras, m. 34); Óscar López, Juanito, Nano, Luis Fernández; Joaquín, Assunçao (Xisco, m. 79), Arzu (Dani, m. 67), Rivera; Edu y Oliveira.

Goles: 1-0. M. 52. Aimar recibe un rebote en el punto de penalti, se acomoda el balón de la izquierda a la derecha y dispara suave y colocado a gol.

Árbitro: Rodríguez Santiago. Amonestó a Oliveira, Nano, Albelda, Joaquín y Cañizares.

Unos 40.000 espectadores en el estadio de Mestalla.

Muy mejorado respecto al fiasco ante el Hamburgo, Baraja asumió su relevancia en el equipo y tiró de él con sus notables cambios de orientación y una buena colocación. También Albelda se sobrepuso a su deficiente actuación ante los alemanes e impuso su superioridad en el centro del campo. Allí ni Assunçao ni Arzu tuvieron apenas qué decir. Sólo Joaquín y Oliveira, con sus arrancadas, mantuvieron cierta amenaza para Cañizares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de agosto de 2005