Reportaje:CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Calatrava inventa el rascacielos corporal

El arquitecto inaugura hoy en Malmoe (Suecia) una torre residencial de 190 metros de altura, basada en el movimiento giratorio del torso humano

Santiago Calatrava (Benimamet, Valencia, 1951) inaugura hoy su primer rascacielos, abstracto y corporal, basado en el cuerpo humano. Desde el piso 54, a 190 metros sobre el suelo de la ciudad de Malmoe, en Suecia, el arquitecto e ingeniero presentará la construcción del Turning Torso (torso giratorio o torso en movimiento), una torre residencial que tiene su origen en dibujos y esculturas de la columna vertebral. Esta nueva tipología de edificios en altura, tras las aportaciones del movimiento moderno y posmoderno en el siglo XX, reproduce en acero, vidrio y hormigón armado la creación de un artista que convierte los huesos del tronco humano en cubos unidos que giran sobre el mismo eje. Calatrava ha presentado otros proyectos de rascacielos de parecida imagen para Nueva York y Chicago (será el edificio más alto de Estados Unidos, con 609 metros hasta la punta de la espiral) y tres torres en Valencia (entre 220 y 308 metros) para cerrar la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Los nuevos "conceptos estéticos y estructurales" se aplican también a otros proyectos en Nueva York, Chicago y Valencia

El Turning Torso, el torso giratorio que Calatrava ha plantado en Malmoe, cerca del puente que une Suecia y Dinamarca, por encargo de HSB, la mayor cooperativa de viviendas de Suecia, creada en 1923, es el segundo edificio residencial más alto de Europa, tras el Triumph Palace, de Moscú, de 264 metros de altura. Antes de su apertura, fue elegido el mejor edificio de viviendas del mundo por la feria de la construcción de Cannes. Las dos últimas plantas del edificio -desde donde se puede ver Copenhague- están dedicadas a reuniones de negocios, encuentros políticos y visitas oficiales. Desde esta zona, Calatrava explicará el proceso de creación y construcción del rascacielos, así como su proyecto de diseño interior y mobiliario. El encargo realizado en 1999 por Johnny Örbäck, entonces director gerente de HSB, se ha convertido en el Turning Torso, un nuevo icono que el arquitecto ha situado en Malmoe, una "ciudad fascinante" donde Calatrava encuentra "un sentimiento de poesía, bosques y lagos, símbolos del paisaje escandinavo". Es también el país donde nació su mujer, Robertina, que conoció en los setenta en Zúrich, donde ha hecho una estación de ferrocarril, un pabellón de exposiciones plegable y la Facultad de Derecho.

El torso giratorio está enclavado en una zona urbana que ha sufrido la transformación radical desde una industria obsoleta a un espacio residencial, de ocio, de cultura y de negocios en primera línea del mar Báltico. Para conocer el edificio se ha organizado cerca de la torre una exposición con fotografías, diapositivas, maquetas y vídeos que ilustran la estética, la estructura y la tecnología utilizadas en el proyecto. Calatrava explicará hoy, antes de la inauguración oficial, los 18.000 metros cuadrados del Turning Torso y el proceso de la torre a partir de una escultura minimalista, una columna retorcida fomada por cubos unidos por un eje y tirantes exteriores. Antes de convertirse en escultura, los cuadernos de notas de Calatrava (acuarelas y dibujos se han expuesto en el IVAM de Valencia) destacan los músculos tensos de un torso, la columna vertebral con sus huesos convertidos en cubos y las articulaciones. En la escultura, "una figura humana en movimiento se abstrae en una serie de cubos que giran alrededor de un eje", según define la oficina del arquitecto en Valencia. En el edificio real, el núcleo es una estructura de hormigón armado de 10,6 metros de diámetro, que se eleva hasta la máxima altura de la torre. Los nueve cubos rotatorios del Turning Torso, que forman una especie de edificios independientes de la torre, están formados por cinco pisos cada uno. Las dos cajas inferiores son oficinas y las siete superiores forman 147 apartamentos. El exterior de la torre está revestido por paneles de aluminio y cristal, que describen un giro de 90 grados desde la base hasta la parte más alta. Para Calatrava, es el primer rascacielos donde se pone en práctica los "conceptos estéticos y estructurales y la contribución a la calidad de vida de la gente en un espacio urbano cambiante". En un encuentro reciente, celebrado por Caja Madrid (para quien proyecta un obelisco de 120 metros de altura, con una estructura de cilindros de forma exterior triangular redondeada, que se instalará en la plaza de Castilla, de Madrid), Calatrava explicó su poética del movimiento a partir del cuerpo humano. Con lápices gruesos y acuarelas dibujó ante el público sus propios dedos para explicar algunas estructuras de edificios, y lo mismo hizo con el ojo (aperturas), los brazos extendidos o cuerpos en danza. Una monografía reciente, Santiago Calatrava. Obra completa (ediciones Polígrafa), de Alexander Tzonis, ofrece más ejemplos, junto a sus proyectos, sobre estructuras nacientes, movimientos morfogenéticos, esculturas spinozianas y las formas del cuerpo y del espíritu. Las relaciones entre los dibujos, esculturas y construcciones será objeto de una exposición que se abrirá el 18 de octubre en el Metropolitan de Nueva York.

En la torre de cubos en espiral está la presencia del hombre, la escala humana, a partir de la columna vertebral, según Calatrava, que dibuja cada pieza del torso con sus músculos y ligamentos convertido en una sucesión de cubos legados entre sí. Está de acuerdo con los clásicos, para quienes la arquitectura depende de los miembros del hombre, y el paso de los parámetros de la escala humana a la abstracción (la arquitectura, la más abstracta de las artes plásticas). Son estructuras "generadas por la idea de cosas elementales", y el autor vuelve a utilizar los cubos y las cajas en sus recientes proyectos de rascacielos para Nueva York, ciudad en la que el 21 de septiembre pondrá la primera piedra de la terminal de transportes del World Trade Center, y para Chicago. Frente al puerto del sur de Manhattan, Calatrava ha diseñado una torre formada por 12 cubos (cada uno contiene cuatro plantas de viviendas) recubiertos de vidrio, construidos en voladizo y de forma escalonada, a izquierda y derecha de una estructura central. La altura es de 255 metros y la superficie 16.260 metros cuadrados. La Torre de Chicago será el edificio más alto de EE UU. De forma ondulada, tendrá 445 metros de altura hasta el techo y 609 hasta la punta de la espiral. En la ciudad de los rascacielos (Sullivan, Burnham, Wright, Mies Van der Rohe), Calatrava diseña una torre donde los pisos son como cajas independientes, con suaves curvas y lados cóncavos, que rotan 270 grados alrededor del núcleo para conseguir una sensación de movimiento por su forma ondulada. Calatrava tiene más motivos para seguir entre el centenar de iconos culturales del mundo con mayor documentación en Internet, una lista que encabeza Leonardo y Picasso.

El rascacielos Turning Torso, en Malmoe (Suecia).
El rascacielos Turning Torso, en Malmoe (Suecia).BURG / SCHUH

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción