Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CINE

Estreno galáctico de la película del Real Madrid

El Santiago Bernabéu se convirtió anoche en escenario de 'première'. 'Real, la película' fue presentada con los ritos del celuloide, y los aledaños del estadio se tiñeron de espectáculo

El valor de marca del Real Madrid, algo en lo que Florentino Pérez ha invertido todo tipo de recursos desde que llegó al club, se vio ayer ampliamente multiplicado. Real, la película, fue presentada en el Santiago Bernabéu con una fiesta a la que acudieron 3.000 personas, según fuentes del club. ¿Estreno de cine o celebración del marketing?

Los primeros invitados famosos -José Mercé, Santiago Segura...- empezaron a desfilar por la alfombra verde al ritmo de la música electrónica a las nueve de la noche. Hubo redoble de tambores, majorettes, y unos niños ataviados con la vestimenta madridista haciendo filigranas con la pelota. Tras el presidente, fueron llegando los componentes de la plantilla en parejas y tríos, y empezó la película.

MÁS INFORMACIÓN

El filme, que ha costado 6 millones de euros y ha sido dirigido por Borja Manso, narra cuatro historias paralelas en continentes distintos, con las hazañas del Madrid como telón de fondo. En Tokio, una chica que idolatra a Beckham erige su existencia llorica alrededor del icono inglés. En Nueva York, una jugadora de soccer universitario convierte a Ronaldo en referencia para superar su lesión de rodilla -él superó una gravísima en el Inter de Milán-. En Senegal, un niño es un entusiasta de Zidane sin haberle visto jamás -ésta es una historia que conmovió especialmente al director-. Y en Caracas, Paul del Rio, el hombre que secuestró a Di Stefano en 1963, trata de recuperar el amor de su hijo, que dejó de hablarle a raíz del suceso, y el de su nieto, a través de la pasión por el Real.

Ayer se cumplían 42 años y un día de aquel secuestro del que Del Rio se considera, por lo bien que trataron a la víctima, tan sólo "anfitrión". Anoche, ambos se vieron ver por primera vez desde aquello y se dieron un abrazo.

Las cuatro historias del filme coinciden en el tiempo: los 90 minutos que duran los avatares del Real Madrid en la Liga pasada desfilan por detrás de las vidas de los protagonistas. El clímax de la narración es el encuentro que el equipo blanco disputó contra el F.C. Barcelona en el Bernabéu. Y sale que ni soñado. Happy end a costa del club culé -el malo de la película-, que encaja cuatro goles en un partido aciago y regala un soñado final de película a su eterno rival. "Si el Madrid hubiese perdido, Real... hubiese salido igual. La grandeza de este club está por encima de un solo partido", asegura el director. La película se distribuirá con algo más de 100 copias, cinco de las cuales irán a Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de agosto de 2005