Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abbas convoca las elecciones palestinas para enero

La fecha de las elecciones legislativas vuelve a ser objeto de disputa entre los partidos palestinos. El presidente de la Autoridad Palestina y principal dirigente de Al Fatah, Mahmud Abbas, anunció ayer, durante una sesión especial del Consejo Legislativo en Gaza, que convocará los comicios el próximo mes de enero, después de que el pasado junio promulgara un decreto para aplazar la cita con las urnas, prevista en principio para el 17 de julio. Sin demora, la organización fundamentalista Hamás mostró en un comunicado su desacuerdo con Abbas. Exige que los comicios se celebren antes de concluir 2005.

Si todo sucede como está previsto, Al Fatah tendrá que afrontar por primera vez un serio desafío electoral. El Movimiento de Resistencia Islámica Hamás, que ha ganado en los últimos años prestigio entre la población, especialmente en la franja de Gaza, y una notable presencia en los ayuntamientos, después de los comicios municipales celebrados en Cisjordania a comienzos de mayo, se lo va a poner difícil. Hamás nunca ha participado hasta la fecha en elecciones presidenciales -las últimas, el pasado 9 de enero, en las que Abbas consiguió el 62% de los votos- ni legislativas, pero la pasada primavera ya anunció que luchará en la arena política desde el Parlamento.

Abbas no anunció la fecha exacta de los comicios. "No hemos elegido todavía el día, pero los comicios se celebrarán en enero", aseguró ante la asamblea. Sin tardanza, Hamás reaccionó para exigir elecciones este año. "Estamos deseando lograr la unidad nacional y aplicar el acuerdo en El Cairo, que exige la celebración de comicios antes de fin de año", afirma Hamás en su comunicado.

El movimiento fundamentalista ya fue muy crítico con el anterior aplazamiento, que atribuyó al temor de Al Fatah a perder su indiscutible hegemonía, y a las pugnas internas entre los grupos armados de Al Fatah, formación asociada por muchos palestinos a corrupción. La mayoría de los 88 escaños de la Cámara corresponde a políticos de este partido, el principal de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Una encuesta, realizada en Gaza y Cisjordania en junio por un centro de estudios electorales, otorga a Hamás el 30% de los sufragios y el 41% a Al Fatah. En las municipales de mayo, los fundamentalistas obtuvieron el 34%, frente al 55% del partido de Abbas. El mandatario palestino insistió ayer en la necesidad de una reforma de la ley electoral antes de la cita con las urnas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de agosto de 2005