El nivel de los pantanos cae por debajo del 45% de su capacidad

La falta de lluvias en los últimos meses y la evaporación ocasionada por las altas temperaturas en verano han hecho caer de forma muy notable las reservas de agua en los pantanos andaluces. Según los datos suministrados ayer por las confederaciones hidrográficas, el nivel de los embalses en la última semana ha descendido hasta el 44,2% de su capacidad máxima, con 4.465,7 hectómetros cúbicos de agua almacenada.

La cantidad de agua almacenada es muy inferior a la embalsada a finales de mes en los últimos años. La escasez de precipitaciones -este año hidrológico va camino de ser el más seco desde que se tienen estadísticas meteorológicas- lleva a que los embalses de la cuenca del Guadalquivir, la más extensa de la comunidad, se encuentren al 43,5% de su capacidad máxima, cuando el año pasado estaban por encima del 75% y, en 2003, al 62% de su capacidad.

Las diferencias se repiten en el resto de cuencas. Así, los pantanos de la cuenca mediterránea andaluz está por debajo del 35% de su capacidad, cuando el año pasado superaban el 60%. En la cuenca del Guadiana, las reservas de agua suponen el 47,8% de la capacidad total mientras que en 2004 alcanzaban el 85%. Y la situación es muy similar en las cuencas más pequeñas, las de Guadalete (53,3% frente al 76,5% de 2004) y la de Barbate (43% frente al 66%).

Por provincias, Huelva es la que cuenta con mayores reservas, con sus pantanos por encima del 50% mientras que los escasas presas de Almería (el agua en esta provincia la aportan acuíferos y desaladoras) no superan el 4% de capacidad. El descenso más acusado se ha producido en Jaén, donde los embalses no superan el 35%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de agosto de 2005.

Lo más visto en...

Top 50