Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia de Joaquín Rivero elige Jerez como sede de su pinacoteca, con obras de Goya y Zurbarán

La ciudad de Jerez será la sede permanente de una de las más importantes colecciones pictóricas privadas del país, la del empresario Joaquín Rivero, presidente de Metrovacesa, la mayor inmobiliaria de España. La pinacoteca cuenta con más de 300 cuadros de entre los siglos XV y XIX y pertenecientes a artistas como Goya, Valdés Leal y Zurbarán, entre otros.

El único escollo que hay que salvar para que estas obras de arte descansen definitivamente en Andalucía radica en encontrar un lugar adecuado para colgar y exponer las pinturas.

La familia Rivero y el Ayuntamiento de Jerez negocian desde hace unas semanas la ubicación que podría tener la colección, para la que se barajan varias sedes. Helena Rivero, hija del propietario de la pinacoteca y conservadora de la misma, desveló ayer que la idea original pasó por llevar los cuadros a las instalaciones de las bodegas Tradición, propiedad de la familia.

Sin embargo, surgieron varios problemas de espacio y de humedad, ya que las condiciones que necesita el vino para su crianza son inversamente proporcionales al cuidado y el ambiente que precisa una obra de arte.

Aún así, los Joaquín Rivero han dado luz verde a unas obras con las que se acondicionará una de las salas de la bodega para que albergue unos 70 cuadros de la colección. El consistorio jerezano ha ofrecido, por su parte, las dependencias del Palacio Riquelme y las instalaciones de la bodega del Rincón Malillo, convertida ahora en equipamiento cultural, como sede de la pinacoteca. Según Helena Rivero, "hay un proyecto, incluso, de repartirlo todo entre estas tres ubicaciones que se comunicarían entre sí, al estar cerca, y que nos dejarían sitio, además, para una biblioteca de la pintura y otras ideas más".

El delegado municipal de Cultura, Julián Gutiérrez, se mostró ayer muy optimista y declaró que, a la espera de concluir las negociaciones con Joaquín Rivero, "es casi seguro" que la colección residirá en Jerez

Mientras que llega ese momento, los jerezanos y visitantes tienen un aperitivo en la exposición que abrió sus puertas ayer en el Alcázar y que recoge 51 cuadros de la pinacoteca.

La muestra estará abierta hasta primeros de septiembre, aunque el Ayuntamiento negocia ampliarla hasta el mes de octubre, e incluye como joyas de la corona los retratos de Luisa de Parma y Carlos IV que pintara Francisco de Goya en 1800. Estos cuadros se han convertido, además, en la imagen para la cartelería que anuncia la exposición en Jerez de la Frontera y otros puntos de la provincia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de agosto de 2005