Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MARIO ARNALDO | Director de la asociación Automovilistas Europeos Asociados

"Mientras haya obras, el responsable de Movilidad no debería tomar vacaciones"

El director de la asociación Automovilistas Europeos Asociados, Mario Arnaldo, consideró ayer "inaceptables" el atasco y la congestión de vehículos que la capital ha sufrido de forma insólita en la primera semana de agosto.

Pregunta. ¿Cómo explica estos embotellamientos?

Respuesta. Nosotros hemos apoyado y comprendido la necesidad de hacer determinadas obras de infraestructuras en la capital, especialmente en la M-30. Pero aquí ha primado realizar la obra, sin prever que Madrid es una ciudad viva y en movimiento. Es como si los obreros hubieran entrado en una casa para hacer reformas y echaran a la familia hasta después del verano. Aunque la capital reduzca su tráfico en agosto, no se pueden cortar todas las vías.

P. ¿Qué aconseja a los conductores estos días?

R. No es un problema de conductores, sino de la Administración. Me da la sensación de que se ha dejado en manos de las contratas de las obras la responsabilidad de la circulación. Es como si hubieran desaparecido los responsables municipales. No está el alcalde [Alberto Ruiz-Gallardón] y ni siquiera Pedro Calvo [el concejal de Seguridad y responsable de Movilidad]. Si era necesario, que no hubieran tomado vacaciones. Y, si no, que vuelvan. Mientras haya obras, quien tenga la responsabilidad del tráfico no debería tomar vacaciones. Ésta es una situación excepcional, desde el punto de vista político y funcionarial.

P. ¿Cree que hace falta más coordinación entre las administraciones con obras en la ciudad?

R. Más que una coordinación entre administraciones, sería entre las concejalías del Ayuntamiento. El área de Movilidad tiene que tener la última palabra, no sólo el área de Obras.

P. ¿Y cómo debe ser esa coordinación?

R. Debería haber una planificación más a largo plazo, con un calendario de situaciones para que ya el 15 de julio se bombardeara con información. Exactamente igual que la programación que hacen con Los veranos de la villa, con un programa en papel que indique los cortes y los itinerarios alternativos.

P. ¿Y quién lo supervisaría?

R. Debería haber un aumento de la presencia policial, que, en contacto con los centros de control de tráfico, podría decidir por dónde desviar la circulación para evitar el colapso. Si en plaza de Castilla hay congestión, los agentes impedirían la entrada de más coches y los desviarían a la M-40, igual que hacen los controladores aéreos con los aviones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de agosto de 2005