Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Buenafuente dijo | CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Huelga de grúas caídas

La noticia: "Las grúas convocan un paro en reclamo de mejoras salariales".

La fecha: jueves 20 de enero de 2005.

Las grúas de asistencia en carretera se han declarado en huelga. La primera consigna de los huelguistas ha sido: "Adre, adre, adre, que te recoja el coche tu madre". Es que los ánimos están muy caldeados.

A partir de ahora, si te quedas tirado en la carretera, sólo podrás llamar a un 806. Para que, al menos, te den consuelo: "Oye, que me ha dejado tirado el coche". "¿Ah, sí? ¿Y qué coche llevas puesto, guapo?". Y tú: "Un Mitsubishi Pajero". Por cierto, un mensaje a los que tienen un Mitsubishi Pajero. Es que es un nombre que no lo puedes evitar, oye. Vas por la carretera, ves un Pajero y ya estás esperando a adelantarle para ver cómo es el tío. A ver si le ves las manos. Bueno, en fin... Los gruistas, una profesión sacrificada. Ahora sólo cobran 23 euros por servicio y piden más a las aseguradoras. Yo lo veo bien, porque 23 euros es muy poco por todo lo que tiene que ver un gruista. Pónganse en situación (de gruista, se entiende). Llegas de noche a una carretera que ya de por sí acojona; ves los triángulos rojos en la cuneta, que los triángulos ya de por sí dan mal rollo, mira en las Bermudas; y encima te encuentras con un tío todo exasperado gritando, con un chaleco fosforito... Qué feos son los chalecos, ¿eh? Esta norma ha sido un atentado a la estética de todo el país. Te dicen: "No, es que, ¿sabes?, dan más seguridad". Y sí, dan más seguridad, pero también te quitan toda posibilidad de ligar. Pareces un teletubbie con camiseta imperio. Por cierto... Aprovecho para decir que no es obligatorio llevar el chaleco reflectante enfundado en el asiento. Que mucha gente te dice: "No, lo pongo ahí porque así lo tengo a mano para cuando salgo...". Pues tío, tranquilízate, si el guardia se va a esperar.

Aprovecho para decir que no es obligatorio llevar el chaleco reflectante enfundado en el asiento

Según las previsiones, el 80% de las grúas secundarán la huelga. El otro 20% irán de culo. Para ahorrarse viajes, van a tener que enganchar una docena de coches en la misma grúa. Uno detrás del otro. Igual nos piden a los conductores que saquemos los brazos por las ventanillas y nos agarremos al coche de delante. Y todos: "La grúa, de Jalisco, ahí viene, remolcando".

No sé si lo han notado, pero, cuando hay huelga de grúas, hay más averías. Yo creo que los coches notan la huelga y se estropean, para joder. Esas bujías resentidas porque no las cambian desde hace años: "¿Qué, pasamos de hacer chispa?". Y la otra: "¿Tú, triste? Si nunca has tenido chispa". Vamos, la típica discusión entre bujías...

Lo que es mala leche son las fechas que han escogido para hacer la huelga. Con el frío que hace, estar en la cuneta tirado es una faena. La gente tendrá que beberse el líquido anticongelante. Los únicos que no pasarán frío son los que vayan en Opel Manta (éste es mío).

Si la huelga de gruistas hubiera pillado en Semana Santa, aún nos podríamos arreglar. Llamas a cuatro costaleros, te vienen vestidos de nazarenos, y venga, uno por rueda, te levantan ese Twingo... el Twingo de los Dolores, o a Nuestra Señora del Ford Fiesta... ¡Auuupa, y al cielo con él!

Y, a pesar de todo, yo a las grúas las tengo cariño. Cuando la llamas, te jode porque se te ha averiado el coche, sí, pero por otro lado piensas: "Es gratis. Que se joda un poquito el seguro". Yo una vez al año me paro en la cuneta y llamo a la grúa. Por joder.

Tengo un mensaje para las aseguradoras: subidles el sueldo a los gruistas. Aunque ya me imagino que, de una forma u otra, la subida la acabaremos pagando los usuarios con nuestra cuota. Porque las aseguradoras nunca pierden. Eso seguro.

Estos monólogos son versiones revisadas de los que dice el autor en su programa Buenafuente, en Antena 3.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de agosto de 2005