_
_
_
_

La marcha de Allende Sierra critica el urbanismo desbocado

La marcha de verano del proyecto Allende Sierra 2005 recorre hoy la línea de cumbres que se extiende desde el Alto del León y el cerro de Abantos, una de las rutas cimeras más espectaculares de la sierra de Guadarrama. Además de las magníficas vistas, desde estas alturas se dispone, según los organizadores, de un punto de observación de la principal amenaza para esta zona: el urbanismo desbocado e insostenible de la mayoría de los pueblos serranos de Madrid y Segovia.

La marcha comienza a las nueve en el Alto del León y pasará por Cabeza Lijar, Collado de la Mina, Cerro de la Salamanca, Risco del Palanco, San Juan, Abantos y terminará aproximadamente cinco horas después en San Lorenzo de El Escorial.

Allende Sierra, proyecto promovido por una serie de asociaciones culturales, deportivas y ecologistas de Segovia y Madrid (Amigos del Guadarrama, Castellarnau, Centaurea y RSEA Peñalara), nació en 2004 con el objetivo de agrupar a todos los amantes de la sierra de Guadarrama, tanto en su vertiente madrileña como en la castellano-leonesa. Esta iniciativa, además de buscar un mayor conocimiento de estas montañas y su entorno, persigue conseguir la máxima protección de este espacio natural y por ello apoya el proyecto de declaración del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

En la ruta de la marcha, una gran cerca de piedra recorre largamente el cordal de Cuelgamuros y recuerda la trascendencia histórica de estas montañas: es la Pared Maestra, mandada levantar por Felipe II en 1589 para delimitar el perímetro de más de 40 kilómetros que abarcaba las fincas de Campillo y Monesterio, adquiridas por el monarca para formar parte, como coto de caza, de su retiro del monasterio de San Lorenzo.

La finca Monesterio

Precisamente la finca Monesterio, que además de su valor histórico y cultural alberga un gran valor medioambiental, es objeto según Allende Sierra, de la más salvaje especulación urbanística, ya que pende sobre ella la amenaza de un proyecto urbanístico del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial para construir 7.000 nuevas viviendas (para más de 18.000 habitantes), un polígono industrial...

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La finca Monesterio, situada a 15 kilómetros del casco urbano de San Lorenzo de El Escorial, con una extensión de unas 300 hectáreas de alto valor ecológico, es un paraje que combina importantes fresnedas y humedales con zonas de pastizal de pie de monte, y es hábitat de numerosas especies de mamíferos, aves, anfibios y reptiles protegidos por la Comunidad de Madrid, como la cigüeña negra. Todo ello, según Allende Sierra, en grave riesgo de desaparecer a causa de la desconsideración medioambiental del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial, que en la reciente revisión de su Plan General de Ordenación Urbana ha incluido el citado proyecto urbanístico.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_