Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MOTOCICLISMO

Gibernau reparte las culpas de su bajón

Gibernau saldrá mañana al asfalto inglés de Donington Park consciente de que la ventaja de Rossi al frente de la MotoGP [91 puntos respecto de Gibernau] es casi insalvable. Pero más que por el campeonato, el piloto se ha mostrado perturbado por la actitud de algunos miembros de su equipo. "El que esté en mi equipo y crea que quedar quinto es para aplaudir no puede estar", sentenció el pasado jueves en referencia a la última carrera, celebrada en Estados Unidos.

Gibernau matizó: "Lo que ocurrió en Laguna Seca fue culpa de todos. Cuando hablo del equipo me refiero a todos. Es muy fácil cambiar dos palabras y escribir lo que uno quiere", justificó. "Entiendo que los aplausos de después de la carrera fueron porque me dejé hasta la última gota de sangre en la pista, pero no debe ser por la posición conseguida. Un quinto puesto no es para estar contentos", explicó.

El jueves su discurso se desvió de la ortodoxia que acostumbra. Ayer, esta ortodoxia reapareció. Lejos del rol que adoptó la temporada pasada en la que peleó por el título con Rossi ya desde el principio, su papel es ahora otro. Desde la polémica carrera de Qatar en 2004, con penalización a Rossi por aumentar la adherencia de la pista incluida, Gibernau no ha vuelto a ganar. Valentino, por su parte, se ha impuesto en nueve ocasiones y ha conseguido un segundo puesto y la tercera posición de la semana pasada en California.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de julio de 2005