Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP presenta una moción de censura en Gimenells contra su propio alcalde

José Manuel Pardos, uno de los 10 alcaldes que el PP tiene en Cataluña, puede perder la alcaldía de Gimenells (Segrià) dentro de 10 días si, como se presume, prospera la moción de censura que ayer presentaron contra él todos los concejales del consistorio, incluidos los cuatro de su partido. Pardos gobierna en solitario desde hace unas semanas al haber dimitido de sus cargos todos los ediles como protesta por su mala gestión municipal. Los firmantes de la moción proponen para el cargo a Joan Montfort, concejal del PP y presidente de la entidad menor descentralizada de El Pla de la Font.

Gimenells, municipio de unos 1.100 habitantes, vive desde hace un año una situación de inestabilidad política debido a las discrepancias existentes entre Pardos y los concejales de su grupo. Antes de estallar la crisis que ha desembocado en la moción de censura, el PP tenía mayoría en el equipo de gobierno con cinco ediles, y la oposición tenía cuatro (tres independientes de ERC y uno del PSC).

En los últimos día, Pardos ha recogido firmas de adhesión entre los vecinos para continuar desarrollando las tareas de alcalde durante esta legislatura hasta las próximas elecciones municipales, que se celebrarán en 2007. "Tengo la conciencia tranquila", señala Pardos, a quien la Fiscalía de Lleida ha abierto un expediente por presuntas coacciones a los concejales que pidieron su dimisión. Si prospera la moción, una de las primeras decisiones que adoptará el nuevo equipo de gobierno será encargar una auditoría sobre la gestión de Pardos desde 1995.

Una de las cuestiones más polémicas sobre su actuación se refiere a la adjudicación, a mediados de diciembre pasado, de varios solares a la empresa inmobiliaria Promociones Área de Viladecans SL, con sede en Gavà, para la que trabajan Miquel Bonastre, un ex dirigente local del partido, y el arquitecto técnico Leandro Serra, cuñado de Pardos. Este último figura como coordinador y director de obras de las 12 primeras viviendas unifamilares, con una superficie total de nueva planta de 2.151,3 metros cuadrados, que la empresa prevé construir en un solar de la calle de Alzina de Gimenells.

En adjudicación de estos solares a la empresa de Gavà el alcalde podría haber incurrido en un supuesto caso de incompatibilidad sobrevenida o de tráfico de influencias, ya que no se abstuvo de presidir el acto de la subasta pública, a la que concurrieron otras empresas, sabiendo que para una de ellas trabajaban un pariente y un amigo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de julio de 2005