Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El príncipe Alberto de Mónaco niega haber sido "teledirigido" en Singapur

El príncipe Alberto de Mónaco negó ayer haber sido "teledirigido [por la candidatura de París 2012]" en la votación que decidió en Singapur la sede de los Juegos Olímpicos de 2012 y lamentó que en España "hayan tomado mal" que preguntara sobre el riesgo de un atentado terrorista a la delegación de Madrid, que defendía la candidatura de la ciudad a organizar ese acontecimiento deportivo. "Solo cumplía con mi deber de miembro del COI", explicó el heredero del principado en una entrevista en el telediario del canal francés TF1.

"Estoy desolado por mis amigos españoles y por mis amigos de Madrid, pero me sentí, en cierta forma, obligado a intentar al menos hacerles responder" a la pregunta, agregó con un leve tartamudeo. "De hecho, respondieron muy bien, el señor Zapatero [José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno español] en persona, y no era la única cuestión que quería plantear", añadió.

Durante la votación de Singapur, "hablé en calidad de miembro del COI", dijo el príncipe. "No hablaba en calidad de jefe de Estado y me lo permití [preguntar a otro jefe de Estado] porque se había producido un hecho [la explosión de un coche bomba en los aledaños del estadio de La Peineta] cerca de un recinto deportivo, un hecho desgraciado, absolutamente lamentable" continuó. "Si yo no hubiera planteado esa pregunta sobre la situación y la respuesta a actos terroristas, otro lo hubiera hecho", añadió. "Desgraciadamente, lamento que hayan reaccionado así y que lo hayan tomado mal, pero yo sólo cumplía con mi deber de miembro del COI", declaró.

El príncipe no ocultó que "se sentía próximo a la candidatura de París, que era una muy bella candidatura. Londres también era una bella candidatura, y es cierto que (la decisión final) se jugó en muy poca cosa, en muy pocas voces y quizás en los últimos instantes". "pero no pienso que haya habido irregularidad alguna. Si el mismo presidente del COI" dice que no hubo este tipo de problemas "creo que tiene razón", añadió.

El príncipe monegasco evocó "los informes extremadamente voluminosos y difíciles de examinar en un tiempo limitado" de cada candidatura y otras densas documentaciones a asimilar, entre las razones que hacen que algunos votos sólo se decidan en el último momento. "También, y creo que es muy importante, la presentación final tiene mucha más importancia de lo que se puede pensar", afirmó. "Hubo también conversaciones de pasillo de último momento" y "hubo quizá oportunidades que desgraciadamente la candidatura de París no pudo aprovechar".

El Ministerio de Asuntos Exteriores convocó el sábado al embajador de Mónaco en España, José Badía, para que trasladara al príncipe Alberto la petición de explicaciones por su pregunta sobre el riesgo de atentados en Madrid y por su interés, planteado días después, sobre el posible ingreso de Gibraltar en el COI. La petición de Gibraltar fue descartada en su día por el entonces presidente del COI, Juan Antonio Samaranch.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de julio de 2005