Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:UN NUEVO JUEGO EN EL PAÍS

Un 'puzzle' sin fronteras

Descubra el Sudoku, un pasatiempo en el que los números se convierten en piezas de un rompecabezas

EL PAÍS publicará a partir de mañana (de lunes a sábado, en la sección de Agenda) el Sudoku, un pasatiempo numérico de gran tradición en Japón que se ha convertido en un fenómeno mundial. Periódicos de medio mundo, desde Estados Unidos hasta Australia, y de Inglaterra a Croacia, presentan en sus páginas este puzzle compuesto por números o letras, que cuenta con una legión de seguidores. ¿Dónde radica el éxito de este pasatiempo, capaz de traspasar fronteras? La respuesta sigue siendo un misterio, pero hay un hecho incontestable: los libros de Sudoku se han convertido en auténticos best sellers, y las revistas japonesas, cuyas ventas superan los 600.000 ejemplares, son esperadas cada mes con ansiedad.

¿Cómo jugar? Las reglas son sencillas, aunque, como comprobará, la solución es compleja. Ante sí tiene un cuadrado de 9×9, subdividido a su vez en nueve cuadrados de 3×3. El juego consiste en colocar dígitos del 1 al 9, en cada línea vertical, horizontal y en cada cuadrícula de 3×3, de forma que nunca coincidan dos números iguales en la misma línea. El nivel de dificultad del Sudoku, que fluctúa entre "muy fácil" y "difícil", depende de la cantidad y la posición de los números que se facilitan en la cuadrícula.

Cada uno de los Sudoku que encontrará en EL PAÍS tiene una solución única y se puede resolver usando la lógica. Un lapicero y una goma le facilitará el trabajo. También le recomendamos que tenga a mano un reloj, así controlará el tiempo que invierte en resolver el puzzle, a la vez que podrá ir comprobando sus progresos.

Como regla general, la primera vez que se enfrente a un pasatiempo con la clasificación "muy fácil" necesitará emplear una media hora en su resolución. Pero pronto reducirá el tiempo, quizá hasta 10 minutos o incluso menos.

Encontrará soluciones, pistas y juegos para ordenador en www.sudoku.com. © Puzzles by Pappocom

Un juego numérico en el que prima la lógica

El Sudoku que EL PAÍS presenta es creación de Wayne Gould, un nombre imprescindible en el contexto del Sudoku mundial. Gould, autor de innumerables libros, es el creador de la web www.sudoku.com. Sus consejos le permitirán iniciarse en un juego que con seguridad no querrá abandonar: "He aquí un pasatiempo con números. ¿Tiene usted que usar la aritmética? No. No hace falta sumar nada. Por el contrario, el pasatiempo se resuelve con razonamiento y lógica.

¿Dónde empezar a resolver un Sudoku? Donde quiera. Por ejemplo, observe este Sudoku "muy fácil" que aparece en la imagen superior. Probemos a poner un 7 en el recuadro superior izquierdo (recuadro 1). Podría adivinar dónde tiene que ir el 7, pero es más divertido razonarlo. Observe que hay un 7 en el recuadro 3 (el superior derecho). Es el 7 correspondiente a toda la fila superior, de forma que el 7 del recuadro 1 no puede ir en la fila superior del recuadro 1. El recuadro 2 también tiene ya un 7. Es el 7 que va en la segunda fila, de forma que el 7 del recuadro 1 no puede ir en la fila intermedia del recuadro 1. Eso nos deja sólo la tercera fila. En el recuadro 1 hay una casilla vacía en la tercera fila, así que podemos poner el 7 entre el 9 y el 2.

Ahora intentemos encontrar un 9 para el recuadro 2. Si mira el recuadro 8 (el recuadro intermedio de la parte inferior), verá que ya tiene un 9. Es el 9 correspondiente a la quinta columna, y sólo puede haber un 9 por columna. El recuadro 5 (el central) también tiene su 9. Se trata del único 9 permitido en la cuarta columna. Por consiguiente, el 9 del recuadro 2 debe ir en la sexta columna. Esta vez hay dos casillas vacías en la sexta columna del recuadro 2. Mire a la izquierda. En el recuadro 1 hay un 9, lo cual elimina una de las posibles localizaciones del 9 del recuadro 2.

Con esos razonamientos puede resolver los pasatiempos "muy fáciles" y "fáciles". Para los clasificados como "medios" habrá de utilizar otros trucos y técnicas y para los "difíciles" necesitará bastante más esfuerzo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de julio de 2005

Más información