Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los conductores de Vitoria se preparan para un mes de julio complicado por las obras

Si conducir en Vitoria resulta complicado cualquier día del año debido a la saturación del tráfico, este mes de julio lo va a ser un poco más aún. Los meses de verano son aprovechados tradicionalmente por el Ayuntamiento para dar un repaso a las principales calles de la ciudad, pero en esta ocasión va a acometer dos obras de envergadura. Por una parte, reformará la rotonda de Urartea, que comunica la ciudad con la parte industrial donde se ubica la factoría de Mercedes Benz. La otra obra de impacto es el cierre de la glorieta de la Plaza de América Latina, gran centro distribuidor del tráfico al norte de la ciudad. Para paliar los perjuicios, el Consistorio ha puesto en marcha una campaña, que costará 40.000 euros, para informar a los conductores de las obras.

El cierre de la rotonda de la Plaza de América Latina, que comenzará el próximo 18 de julio, se debe a la necesidad de conectar el colector del río Batán que discurre por debajo y que se ha ido realizando en varias fases en los últimos años. El objetivo es evitar las inundaciones en la zona oeste de la ciudad y garantizar un adecuado saneamiento de las aguas. Esta es una de las glorietas que más densidad de tráfico registra a lo largo del día.

Su gran importancia viene dada porque da acceso al barrio de Lakua, a la sede del Gobierno vasco y distribuye el tráfico de entrada a Vitoria procedente de Bilbao y de salida hacia la capital vizcaína. Varias personas contratadas por el Ayuntamiento repartirán folletos a pie de obra para informar a los conductores de los trabajos y de las posibles alternativas.

La rotonda de la calle Urartea también reviste complejidad. Los trabajos, que se iniciaron ayer, se deben a las obras que se llevan a cabo en la nueva ronda del oeste de la ciudad, que está en construcción y que comunica el polígono industrial de Ali y la parte oeste del nuevo barrio de Zabalgana con la salida de la N-1 hacia Madrid. La remodelación de la ronda oeste permitirá mejorar el acceso a las zonas industriales de la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de julio de 2005