La unidad de desactivación de artefactos explosivos celebra en el Retiro su 30º aniversario

La especialidad de técnico en desactivación de artefactos explosivos (Tedax) ha cumplido 30 años. Mañana lo celebrarán en un acto en el que se le otorgará la placa de honor de la Orden del Mérito Constitucional, aunque desde ayer está abierta una exposición situada en el paseo de coches del parque del Retiro, donde se puede repasar la historia de este cuerpo: desde el material que utilizan para desactivar bombas hasta parte de los explosivos que han hallado.

En sus tres décadas de existencia, ha realizado más de 350.000 intervenciones, en las que han fallecido 15 de sus miembros víctimas de atentados. El comisario jefe del grupo, Jesús Sánchez Manzano, asegura que los especialistas españoles tienen capacidad para responder a ETA y al terrorismo islamista "con todas las garantías".

En la actualidad, el Tedax cuenta con más de 300 agentes repartidos entre el Servicio Central y 28 grupos repartidos por toda España. Desde hace poco más de un año ha pasado a llamarse Tedax-NBQ, al unificarse en una misma especialidad los artificieros y los agentes especialistas en enfrentar amenazas de tipo nuclear, bacteriológico o químico.

El perfil del policía que finalmente se integra en esta unidad es el de un agente con capacidad de concentración de análisis, estabilidad emocional, seguridad en uno mismo y acentuado sentido de la disciplina, porque la cadena de mando tiene mucha importancia en esta especialidad.

El comisario jefe de los Tedax españoles desde hace tres años es Jesús Sánchez Manzano, quien asegura que para ser un Tedax hay que tener miedo, pero hay que saber gestionarlo. "Para enfrentarse a una bomba siempre hace falta tener miedo, respeto y seguridad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 25 de junio de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50