Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barajas registró retrasos superiores a la media hora a causa de las tormentas

El aeropuerto de Barajas sufrió ayer retrasos generalizados de más de 35 minutos a causa de las "las fuertes tormentas" que afectaron a las zonas de aproximación de aeronaves y que obligaron a "establecer regulaciones en los aterrizajes", según un comunicado de AENA.

El aeropuerto madrileño recuerda que, además, hasta las 15.30 de ayer, tuvo que funcionar en la llamada "configuración sur" (los aterrizajes se llevan a cabo por las pistas del norte), lo que obliga a reducir el número de vuelos a la hora.

Por ello, Barajas comunicó a los pasajeros que los vuelos podían registrar durante la jornada retrasos y que debían consultar con las compañías.

Por su parte, fuentes de Iberia señalaron a Efe que durante la mañana de ayer algunos de sus aviones esperaron durante hora y media en la cabecera de pista el permiso de despegue por parte de la torre de control del aeropuerto madrileño y, en algunos casos, tuvieron que regresar a sus aparcamientos para repostar combustible, ya que, "tras la espera, a la hora de salir no tenían suficiente para el vuelo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de junio de 2005