Reportaje:FÚTBOL

Más que un ensayo para el Mundial

Cita de estrellas en Alemania, donde hoy empieza la Copa Confederaciones

Un total de 184 futbolistas, 30 árbitros, 3.000 periodistas acreditados y más de 550.000 aficionados se congregarán desde hoy hasta el próximo día 29 en Alemania. Acabada la temporada y a falta de un Mundial o una Eurocopa, el fútbol parece haber encontrado en la Copa Confederaciones el mejor escaparate para el jugador y el mejor reclamo para el aficionado. Así, 170 países retransmitirán las genialidades de Kahn, Deisler, Ballack, Tévez, Riquelme, Aimar, Saviola, Viduka, Robinho, Adriano, Kaká, Ronaldinho, Charisteas, Nakata o Márquez, entre otros. Sólo falta el brasileño Ronaldo, que pidió vacaciones. "El torneo es algo más que un ensayo general para la Copa del Mundo del año que viene. Es un campeonato de alta competición internacional. No hay más que mirar a los participantes", argumenta Joseph Blatter, el presidente de la FIFA.

Argentina y Túnez abren esta tarde la sexta edición de la Copa Confederaciones en el Rhein Energy Stadion, de Colonia. El torneo servirá a la FIFA para hacer caja, a la federación alemana como ensayo general con vistas a su Mundial de 2006 y a las ocho selecciones que compiten para rodarse ante futuros y más trascendentales compromisos. Además de la presencia de las dos selecciones que disputaron la final del de Japón y Corea 2002, Brasil y Alemania, que ejerce al tiempo de anfitrión del evento, el cartel de los participantes invita al optimismo por el alto nivel de las selecciones. En el Grupo A compiten con el cuadro germano, Argentina, ya clasificada para el próximo Mundial, y los campeones de Oceanía y Africa: Australia y Túnez, respectivamente. En el B, junto a Brasil, pentacampeón mundial, que parece el rival a batir por su potencial ofensivo, completan el elenco el último campeón europeo, Grecia; Japón, también con pasaporte ya para la cita en Alemanía del próximo verano, y México, actual titular de la Copa de Oro de la Concacaf.

"Se trata de un título internacional que cada jugador podría agregar a su palmarés y que nadie sabe qué valor puede ganar en los próximos diez años", sostiene Juergen Klinsmann, el técnico de Alemania. "El torneo, hoy en día, tiene una importancia que hace unos pocos años ni se imaginaba", agrega Franz Beckenbauer, presidente del comité organizador.

Las dos primeras ediciones de la Copa Confederaciones, aunque sin ser reconocidas oficialmente, se disputaron en Arabia Saudí en 1992 y 1995. Se impusieron Argentina y Dinamarca, respectivamente. Desde 1997 se ha celebrado el trofeo cada dos años y Brasil, México y Francia, por dos veces, se han hecho con el título sucesivamente. En esta edición se medirá el fútbol ofensivo de Brasil o Argentina con el conservador del equipo anfitrión o el de Grecia.

Adriano, Gilberto, Baptista y Ronaldinho, ayer, en el entrenamiento.
Adriano, Gilberto, Baptista y Ronaldinho, ayer, en el entrenamiento.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS