Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un premio veterano

"Pretendemos con el premio compartir los valores que representa el toro de Osborne: fuerza, carisma, personalidad, carácter y liderazgo". De esta forma definía ayer el galardón al mejor deportista español de la temporada la directora de comunicación de la compañía, Claire Fihol. El premio, bautizado con la leyenda "Todo un veterano", quizá no sea adecuado este año para el deportista elegido si atendemos a la edad del nominado, un joven que con sólo 24 años ha alzando las cimas deportivas del país. Con todo, si recoge a la perfección el esfuerzo continuado durante años. Casillas es veterano porque no ha dejado de luchar desde que tenía sólo diez años, con las actitudes físicas necesarias y la motivación suficiente para soportar la presión de forma continuada de la alta competición.

El premio, un clásico en el panorama periodístico español, forma ya parte de la magia de la radio deportiva. Cada domingo, el veterano programa de la SER Carrusel Deportivo recogió los votos de los oyentes y por la noche, El Larguero las valoró semanalmente a lo largo de toda la temporada. La historia se repite. En ediciones anteriores; Raúl en 1999, Camacho en el 2000, Del Bosque en 2001 y la Selección Española en 2003, todos ellos representantes del deporte rey, han obtenido el premio al mejor deportista del año.

En esta ocasión Casillas lo ha tenido muy difícil porque en las últimas semanas de concurso, el piloto de Fórmula 1, Fernando Alonso, logró abultar su cuenta hasta situarse, en el cómputo final, como el segundo más votado. En tercera posición ha quedado el ganador del torneo de tenis Roland Garros, Rafael Nadal.

Ayer Casillas entró también en otra historia distinta: la de los personajes ilustres que en los últimos tres siglos han firmado las veneradas botas de vinos de Osborne. En el patio de la bodega portuense, en una barrica de brandy Veterano, el portero dejó anoche este mensaje: "Con mucho cariño, vuestro amigo Casillas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de junio de 2005