Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La casa real noruega reacciona contra reiteradas supuestas calumnias

Tal como ocurriera con otras casas reales europeas objeto de supuestas reiteradas calumnias por parte de la prensa alemana proclive al escándalo, la princesa Mette-Marit y el príncipe Haakon han anunciado que adoptarán medidas contra dichas publicaciones.

Tras años de haberse ensañado con el turbulento pasado de Mette-Marit, ahora la nueva "víctima" es Marius Borg Höiby, el hijo de ocho años que la princesa heredera tuvo en su primera juventud mucho antes de conocer a Haakon. Versiones sobre un rechazo de la familia real respecto al niño, amenazas de secuestro, las relaciones con el abuelo, son algunas de las fantasiosas noticias que los interesados consideran falsas y perjudiciales para Marius en primer lugar y la familia en general. Aunque no han sido especificadas qué medidas se adoptarán para detener esta "ofensiva", fuentes cercanas a la pareja real han apuntado la posible contratación del abogado alemán Mathias Prinz, especializado en plantear medidas judiciales contra los supuestos calumniadores, como hiciera anteriormente a solicitud de la princesa Victoria de Suecia.

Mientras, Peter Viktor Kulig, uno de los redactores de esas supuestas calumnias, admitió que no todo lo que escribe es cierto, pero se justificó diciendo que "el niño (Marius) no sabe leer alemán y además la publicación no circula en Noruega".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de junio de 2005