Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un deportado de 84 años preside la asociación de Mauthausen

Desde ayer preside Amical un deportado de verdad. Jaume Álvarez, de 84 años, superviviente del campo de concentración de Mauthausen, matrícula 4.534, fue elegido nuevo presidente de la asociación en una tormentosa asamblea extraordinaria celebrada bajo la sombra del escándalo creado por Enric Marco, el falso deportado que presidió Amical desde 2003 hasta su desenmascaramiento el pasado mes de mayo. La asociación optó por una vía continuista, al elegir una junta que es prácticamente la anterior, la misma que presidía Marco.

La nueva junta, en la que la presidenta provisional tras el affaire Marco, Rosa Toran, ocupa una vicepresidencia, salió elegida por 86 votos a favor, 6 en contra, 5 en blanco y 18 abstenciones. No prosperó la alternativa de refundación de un grupo de miembros.

En un sorprendente giro, Toran presentó el desenmascaramiento de Marco por el historiador Benito Bermejo como "un torpedo dirigido al corazón de Amical" y acusó al estudioso de tener "malas intenciones". El nuevo presidente fue bastante más allá al recordar que Bermejo "es salmantino" y declaró: "Creo que es una venganza contra Cataluña por los papeles de la guerra".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de junio de 2005