Las Cortes aprueban la tramitación del Estatut con la oposición de EU

Camps insinúa que no habrá cambios en el documento y Pla pide a Ribó que se incorpore

La reforma del Estatut inició ayer su tramitación parlamentaria en las Cortes Valencianas con los seis votos en contra de Esquerra Unida. Populares y socialistas (78 votos) respaldaron la proposición de ley de reforma estatutaria y pidieron a EU que se incorpore al acuerdo durante el recorrido parlamentario. El portavoz de EU, Joan Ribó, enumeró sus condiciones para apoyar el texto presentado: el reconocimiento de la unidad lingüística del valenciano y el catalán, la eliminación de la barrera electoral del 5% y una mejora en el sistema de financiación.

Los populares arroparon ayer la toma en consideración por parte del pleno de las Cortes Valencianas de la reforma del Estatut con la presencia de la secretaria de Política Autonómica de la dirección nacional del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, que supervisó desde el inició las propuestas de negociación del equipo de Francisco Camps.

En una sesión sin sorpresas, populares y socialistas se encargaron de defender el texto de reforma del Estatut desde sus propios puntos de vista. Para el PP lo importante es que el acuerdo sobre el nuevo Estatut se ha logrado respetando la Constitución, sin modificar leyes estatales y con el doble consenso entre populares y socialistas tanto en el Parlamento valenciano como en el Congreso de los Diputados. Con este discurso, el portavoz parlamentario del PP, Serafín Castellano, pidió "a Esquerra Unida que siga haciendo un esfuerzo para lograr el máximo consenso".

El secretario general del PSPV y portavoz parlamentario, Joan Ignasi Pla, defendió los valores de la reforma estatutaria pactada, especialmente porque incorpora nuevos derechos y garantías democráticas para los valencianos, supone una afirmación como pueblo que se reconoce como nacionalidad histórica y hace a la Generalitat más responsable del bienestar y la seguridad de sus ciudadanos.

Pla reconoció que "no se han incorporado todos los elementos, pero los que permitían un consenso básico están en la reforma". "Una reforma que no siempre ha trascendido al conjunto de la ciudadanía, pero que en conjunto es una buena propuesta", dijo Pla, que añadió que "puede haber detalles que son mejorables" e invitó a EU a incorporarse al acuerdo.

El portavoz de Esquerra Unida-L'Entesa, Joan Ribó, anunció su voto en contra en la toma en consideración de la proposición de ley de reforma del Estatut, aunque indicó que el trámite parlamentario es lo suficiente largo para no decidir "hasta el final" el voto definitivo.

Ribó fue franco al enumerar las condiciones que estima necesarias para que su grupo cambie el voto. "Es una reforma insuficiente y con un tempus equivocado", dijo Ribó, que pidió que se recoja en el Estatut la unidad de la lengua tal y como se recoge ya en la ley de la Acadèmia Valenciana de la Llengua, que se elimine la barrera electoral del 5% o se rebaje al 3%, que se mejore la financiación y que se prime la comarcalización frente al provincianismo. Para el portavoz parlamentario de EU la reforma estatutaria es "tímida e insuficiente", no ya comparada con la que propone Cataluña, sino con la que defiende el PSOE en Andalucía -que mantiene la deuda histórica-.

El debate se cerró con los votos a favor del texto de reforma del Estatut de los diputados populares y socialistas.

Los llamamientos hechos a EU para que se sume al acuerdo alcanzado entre los grupos mayoritarios se enfriaron apenas una hora después en el Palau de la Generalitat. Allí, el presidente del Consell indicó: "Hemos llegado a un gran acuerdo y ese gran acuerdo es la propuesta que tiene que llegar hasta el final".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción