Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chipperfield y Vázquez ganan el concurso para el edificio de invitados de la Copa del América

Líneas claras y contundentes para perder la mirada en el mar. El edificio que marcará el perfil de la dársena interior del puerto de Valencia durante la Copa del América de 2007 llevará la firma de los arquitectos David Chipperfield y Fermín Vázquez. El jurado del Consorcio Valencia 2007 dio a conocer ayer el resultado del concurso para construir el edificio de invitados de la organización de las regatas o Foredeck, el parque público y un aparcamiento de 800 plazas. Los arquitectos ganadores, que han diseñado su propuesta para la unión temporal de empresas de Necso- Roveralcisa-Lic, han concurrido al concurso junto a otros siete equipos encabezados por destacados profesionales.

La decisión del jurado, presidido por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se tomó por unanimidad tras invitar el jueves a todos los arquitectos para una exposición personal de sus proyectos. El escogido "es el más sólido, elegante y versátil", afirmó ayer Barberá, quien subrayó la "flexibilidad" de la estructura del edificio, que tras la Copa del América acogerá actividades culturales o de ocio.

El diseño del británico Chipperfield y el madrileño Fermín Vázquez reparte en cuatro plantas grandes plataformas que crean terrazas y voladizos aparentemente suspendidos en el aire, con un efecto dinámico marcado por las líneas horizontales y el juego de luces y sombras. El edificio tiene una larga cola que sigue el borde del nuevo canal de la Copa del América y bajo la cual se sitúan los aparcamientos. El tratamiento ajardinado de las cubiertas convertirá el aparcamiento en un mirador sobre el canal que enlaza con un parque público que desciende en una pendiente suave hacia la ciudad y las playas del norte.

Es un edificio "para ver el mar, el horizonte", explicó ayer Fermín Vázquez tras conocer el fallo del jurado. "Desde la ciudad al mar hay una gradación" de la protección del entorno urbano "a la aventura del mar", describió el arquitecto. El Foredeck ocupa una superficie de unos 13.000 metros cuadrados y no será "muy grande, pero tiene voluntad de ser un símbolo, un hito que rememore el evento y celebre el puerto y el mar".

El Consorcio Valencia 2007, integrado por las tres administraciones, destacó que el proyecto de Chipperfield y Vázquez "plantea una resolución conjunta e interconectada entre las piezas" del concurso -el edificio, el parque y el aparcamiento- y la ciudad. El diseño alcanzó la mayor puntuación. El organismo también reconoció "la excelente calidad de todos los proyectos presentados".El proyecto para la dársena interior del puerto que deberán desarrollar Necso, Roveralcisa y Lic tiene un coste de 35,1 millones de euros -sobre los 36 por los que salió a licitación- y un plazo de ejecución de 18 meses. Según afirmó ayer Barberá, la oferta de las empresas era la más barata. En el concurso ha pesado especialmente la propuesta arquitectónica y técnica, que ha supuesto el 70% de la puntuación.

El Consorcio Valencia 2007 buscaba un diseño destacado para el edificio de invitados de las regatas, ya que se sitúa a la entrada del canal y no será desmantelado después de la competición. Las empresas concursantes acudieron a arquitectos nacionales e internacionales de prestigio para elaborar sus ofertas. La obra de Chipperfield y Vázquez ha concurrido con las de Alejandro Zaera y Juan Añón; Jean Nouvel, con José Ribas González y José Ribas Folguera; Carlos Ferrater y Alberto Peñín; el estudio alemán GMP International liderado por Meinhard y Marg; José María Lozano; Carlos Meri, y Adolfo Rodríguez. El Consorcio tiene previsto exponer todos los proyectos que han competido y han sido analizados por el jurado en tres sesiones intensas, la última de jornada completa el jueves para escuchar las exposiciones de los arquitectos y despejar posibles dudas.

Financión del barco español

Sin desvelar detalles, Chipperfield dio las claves del futuro edificio en una conferencia en la Universidad Politécnica el pasado mayo. El arquitecto británico, ganador de una veintena de concursos y con obra en un sinfín de ciudades, rechazó la "obsesión" por lo espectacular y defendió una arquitectura que permita la relación del usuario con los edificios y el diálogo con el entorno, en un equilibrio entre la invención y la tradición, entre lo normal y lo especial. En su visita a Valencia, acompañado de Fermín Vázquez, avanzó que el diseño perseguía una obra "con fuerza" en la que la luz y la sombra también serían conceptos destacados.

Vázquez, con proyecto en Madrid y Barcelona, donde colaboró con Jean Nouvel en la Torre Agbar, recordó que el Foredeck se sitúa en "un entorno duro, fuerte". En ese sentido, la estrategia seguida por los arquitectos se ha centrado en dar con "la escala adecuada" e integrar la construcción en su entorno portuario, con un carácter que permitiera que destaque y pudiera "vérselas con el puerto" sin artificios o "acrobacias". Los ganadores del concurso deberán ahora redactar el proyecto definitivo para que arranquen las obras.

Por otra parte, el Consell aprobó ayer el convenio con Desafío Español 2007, SA para colaborar con 8 millones de euros en la financiación de las embarcaciones y recursos que necesitará el equipo español para competir en la Copa del América. La aportación se realizará a través de la Agència Valenciana del Turisme, según informó ayer el Consell.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de junio de 2005