Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:EL PROCESO DE DIÁLOGO

Las víctimas, ante un posible diálogo por la paz

1. ¿En qué condiciones sería admisible un diálogo entre Gobierno y ETA?.- 2. ¿Acudirá a la manifestación convocada en Madrid para el 4 de junio? ¿Por qué?.- 3. ¿Cuál debería ser el límite en una posible negociación sobre los presos?

La resolución aprobada por el Congreso el pasado 17 de mayo, que autoriza al Gobierno a emprender un diálogo con ETA si la banda terrorista abandona definitivamente las armas, y la manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra esta medida han puesto de manifiesto las distintas posturas de las asociaciones que representan a las víctimas y de los colectivos que las apoyan. Mientras la AVT asegura que la marcha del próximo sábado no va contra el Ejecutivo, desde distintos ámbitos se ha interpretado ese acto como una acción encaminada al uso de las víctimas con fines políticos. No todas las asociaciones la secundarán, aunque rechacen el diálogo con ETA.

Las distintas asociaciones de víctimas del terrorismo han decidido ya su postura ante un eventual diálogo entre el Gobierno y ETA. La mayoría rechaza cualquier contacto con la banda terrorista porque, aseguran, "significaría una traición a los muertos". Pero eso no significa que secunden la protesta del próximo día 4 de junio, convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) como muestra de rechazo a la resolución del Congreso, que autoriza ese diálogo si ETA abandona definitivamente las armas. Respecto al límite en una posible negociación sobre los presos etarras, coinciden en que éstos deben cumplir íntegramente sus penas.

- Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).

1. Consideramos inadmisible cualquier tipo de negociación con quienes han asesinado a 812 personas y herido a más de 7.000; y con quienes tienen secuestrada la libertad de todos los españoles. No podemos olvidar que en nuestro país son miles de personas las que tienen que acudir a sus trabajos, o a dar un paseo, escoltadas y que viven sin libertad alguna.

2. Hemos decidido convocar la manifestación porque consideramos inaceptable que el Gobierno negocie o pretenda negociar con los asesinos. ETA ha causado un gran dolor a la sociedad, y la historia de nuestro país ha demostrado que los terroristas tan sólo entienden de odio y de dolor. Que nadie dude que volverán a hacer lo único que saben: asesinar. Miles de españoles y de miembros de la mayoría de los distintos colectivos cívicos y de víctimas acudirán a la concentración, ya que nos han manifestado su adhesión.

3. Sólo el hecho de plantear esta pregunta resulta inmoral por la memoria de quienes han dejado la vida, los miles de heridos y los amenazados.

- ¡Basta Ya!

1. La negociación, de producirse, sólo será para administrar la rendición incondicional de ETA, es decir, cuando la banda terrorista demuestre con hechos, no solamente con mensajes y declaraciones de hombres de paja, su voluntad de desaparecer sin contrapartida alguna y acogerse, en todo caso, a las medidas de reinserción individuales.

2. ¡Basta Ya! apoya la manifestación del próximo 4 de junio por decisión de la mayoría, pero no hay unanimidad sobre su oportunidad. Algunos la ven imprescindible y otros precipitada. Así que los primeros probablemente irán y los segundos no. Eso es congruente con nuestro pluralismo, que consideramos muy valioso.

3. No debe producirse ninguna negociación global sobre presos, ni sobre nada que se parezca a una concesión política. Hay que respetar el significado del Estado de derecho y lo previsto en la Constitución, que prohíbe las amnistías. Los terroristas que abandonen la violencia, denuncien el terrorismo, rompan con su organización, pidan perdón a sus víctimas y colaboren con la justicia -lo mínimo que cabe exigir a un terrorista- pueden acogerse a las vías de reinserción legales, las mismas que ya han aprovechado otros ex miembros de ETA o los GRAPO hoy en libertad y felizmente reinsertados.

- Foro Ermua.

1. ETA es una organización delictiva y debe ser combatida con los medios del Estado, es decir, con la policía, los tribunales de justicia y las instituciones penitenciarias. Nada más. Por tanto, no debe haber diálogo.

2. Iremos a la manifestación porque luchamos por la libertad y porque queremos que el Gobierno de Zapatero rectifique su política con respecto al terrorismo y vuelva al Pacto por las Libertades. Zapatero ha renunciado a vencer a ETA y quiere pactar con esta banda terrorista. No deseamos ese pacto, ese pacto traiciona a quienes hemos sido víctimas del terrorismo y supone también un retroceso para el sistema democrático. El pacto con ETA, el anunciado pacto de paz por presos acabará plasmándose en una terrible injusticia para nosotros.

3. El límite es absoluto. Todo posible pacto sobre medidas de gracia -y entiendo que de eso hablamos- conculcará los requisitos que la ley impone al indulto, porque ni las penas a que han sido condenados los terroristas son desproporcionadas, ni hay arrepentimiento en ellos. Además, el perdón estatal no es perdón sino agravio para las víctimas. Sólo éstas tienen derecho a perdonar; y si lo hacen, lo harán gratuitamente, sin que nadie les exija que perdonen. Si Zapatero perdona a quienes nos han causado tanto sufrimiento, verterá una injusticia sobre nosotros, porque ni queremos perdonar a los que nos han ofendido, ni podemos hacerlo hasta que no nos lo pidan de manera personal.

- Fundación Miguel Ángel Blanco.

1. Bajo ninguna condición sería admisible un dialogo con ETA, ni comprendo por qué el Gobierno ha hecho una oferta de diálogo con una banda de asesinos, ya que esto supone traicionar la memoria de tantas víctimas. A ETA hay que derrotarla y no negociar con ella, ya que lo único que quieren es imponer por encima de todo su ideología y para ello confío plenamente como una de las vías principales para derrotarla en el Pacto Antiterrorista.

2. Iremos a la manifestación porque debemos mostrar nuestra fortaleza cívica y tomar la calle para demostrar que nunca permitiremos que se negocie con los terroristas. No permitiremos que se traicione la dignidad de nuestros muertos. En estos momentos debemos recuperar la rebelión cívica que se generó en julio del 97 y que se conoció como el Espíritu de Ermua.

3. Los presos deben cumplir las penas íntegras que un juez les haya impuesto. Deben pagar por todo el sufrimiento causado a tantas personas.

- Fundación Fernando Buesa.

1. Para dialogar es necesario que los terroristas dejen las armas y abandonen la violencia.

2. No acudiremos a la manifestación porque creemos que sólo sirve para crispar y dividir a las víctimas. Parece una manifestación preventiva, puesto que no hay nada en la realidad que tenemos delante que nos hable de negociación alguna con ETA.

3. Si, como decimos, no se observa negociación alguna, responder a esa cuestión resulta absolutamente prematuro.

- Covite.

1. El diálogo debe estar circunscrito a la confirmación de la definitiva disolución de la banda, a la entrega de sus armas, al desmantelamiento de su estructura de extorsión, intimidación y acoso. Debe hablarse también de la entrega de todos los terroristas con causas pendientes, tanto en España como en otros países.

2. Apoyamos la manifestación porque compartimos la exigencia de preservar el Estado de derecho y no ceder ante el chantaje de los terroristas. Ni en lo referente a cuestiones políticas, negociación que quebraría la estabilidad democrática y legitimaría al terrorismo, ni a entrar en un mercadeo con los presos por encima de la principal reivindicación de las víctimas que es la aplicación de la justicia.

3. La salida de los presos se debe dar como marca la actual legislación. Quebrar ésta supondría una violación unilateral del contrato social en el que se basa la cesión de la aplicación de la justicia al Estado. Es un retroceso en la lucha por la derrota del terrorismo lanzar mensajes que pongan en cuestión este principio.

- Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas.

1. Deben cumplirse dos requisitos: ETA debe declarar el final definitivo de su actividad y los presos deben cumplir sus condenas. Si se dan éstas y el Gobierno cree que puede hablar con ETA, de lo único que debe hablar es de dónde están los terroristas libres y las armas no localizadas. Estamos en contra de una negociación, y si ello ocurriera, la ACVOT y su área jurídica pondrían en marcha su experiencia para perseguir toda acción susceptible de delito.

2. No iremos a la concentración. No hemos sido invitados, ni informados del recorrido, ni de nada. Consideramos que no está clara la razón de la misma, dado que se va a protestar contra una situación que el propio Gobierno ha negado. Manifestarse contra algo de lo que no hay pruebas ni suficientes datos resulta precipitado. Pero, si cualquier miembro desea ir, tiene absoluta libertad.

3. Sobre los presos no hay que negociar ni amnistías ni reducciones de condena. Sería faltar al respeto y la dignidad de las víctimas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de mayo de 2005