ELECCIONES GALLEGAS | La batalla por el voto

Colectivos ciudadanos se movilizan para apear al PP del poder

Anxo Quintana atribuye los excesos verbales del presidente a su "pánico a perder"

Santiago de Compostela - 28 may 2005 - 22:00 UTC

Ya estuvieron juntos y en la calle para protestar por el desastre del Prestige bajo el grito de "Nunca máis". Ahora han vuelto a reunirse para denunciar la "forma corrompida y arcaica que tiene Manuel Fraga de gobernar Galicia". Son escritores, actores, profesores universitarios, ciudadanos de distintas tendencias con un objetivo común: descabalgar al PP del poder el próximo 19 de junio. Ayer presentaron en Santiago el manifiesto Xa vai (Ya va). Por una alternativa plural para Galicia.

Más información

Se habló de política, pero también se leyeron poemas, se cantaron canciones y hasta se hizo humor sobre el escenario del Teatro Principal. El ambiente de optimismo, espoleado por las encuestas, tenía también que ver con lo que resaltó el viejo líder comunista gallego Anxo Guerreiro: "Hemos estado juntos en muchas cosas: contra la guerra de Irak, contra el desastre del Prestige; pero es la primera vez que estamos juntos apoyando la misma alternativa política".

O lo que es lo mismo: todos juntos contra "el régimen". Fue quizás ésta la expresión más utilizada ayer. De hecho, el catedrático Xosé Luis Barreiro Rivas, ex vicepresidente de la Xunta por Alianza Popular, quiso dejarlo claro: "Mi intervención va contra un régimen, no contra un partido y menos aún contra una ideología. En modo alguno estaría aquí si Fraga no hubiera escogido la vía del caudillismo...". El manifiesto también se refiere en todo momento a una forma de gobernar más propia de otros tiempos: "Galicia, en lo político, es un espacio especialmente pobre y opresor. Vivimos inmersos en un sistema de clientelismo que convierte al Gobierno en un órgano del partido, poniéndole así precio electoral a la prestación de los servicios que le corresponde gestionar (...). Muchas personas desean terminar con los Gobiernos prepotentes, clientelistas e ineptos Manuel Fraga", presidente de la Xunta desde 1990.

Los intervinientes dibujaron una Galicia donde se secuestra y manipula la información según convenga al poder político y financiero y donde, según Barreiro Rivas, "una buena parte de la gente es cómplice de una situación que sabe que no es recomendable pero que no lucha por cambiar".

Un presidente que, antes incluso de que empiece la campaña electoral, ya ha puesto muy alto el listón de la trifulca, calificando a sus oponentes de payasos o morralla. A ello se refirió el escritor Manuel Rivas. "Morralla, payasos... James Joyce decía", ironizó Rivas, "que él era abstemio entre trago y trago. Hay gente aquí que es demócrata entre frase y frase".

En Galicia no sobra nadie

Aunque sin intervenir, dirigentes de los socialistas gallegos y del BNG siguieron el acto desde la primera fila de butacas. Al concluir, el candidato del Bloque Nacionalista Galego (BNG), Anxo Quintana, intentó también buscar una explicación para la belicosidad verbal del presidente de la Xunta: "Fraga tiene un pánico absoluto a perder porque no entiende la vida política sin el poder y es ese pánico el que le mueve a estar insultando todos los días y a agitar los fantasmas del miedo. Él busca siempre establecer una visión entre buenos y malos, pero en Galicia no sobra nadie, ni siquiera él. La única solución que se me ocurre es que pase a la oposición. Creo que va a ser un buen aprendizaje, quizás a una edad tardía [tiene 82 años], pero nunca es tarde para aprender, y creo que Fraga, desde la oposición, va a tener que aprender, por ejemplo, a dialogar".

Quintana habló de la necesidad de discutir un nuevo Estatuto para Galicia, y dijo que Fraga también tiene que tener voz en eso: "Yo, como presidente de la Xunta, le voy a dar esa oportunidad que no me dio él, porque él también es necesario para el modelo de país que Galicia necesita".

A este respecto, el catedrático Xosé Luis Barreiro dijo que Fraga ha desperdiciado una oportunidad histórica: "Cuatro mayorías absolutas y llegó cuando empezaron a llegar los fondos de cohesión y se va cuando se terminan. ¡Qué suerte para un político! Sin embargo, no lo ha aprovechado". Comparó a Fraga con un trapero que va construyendo su casa en función de lo que va encontrando en los contenedores, sin un proyecto ni un objetivo claro.

El acto se cerró con una intervención de Paco Ibáñez y de la cantante Uxía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 28 de mayo de 2005.

Lo más visto en...

Top 50