Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejo de la OMC designa nuevo director al ex comisario europeo Pascal Lamy

La organización comercial decide abrir negociaciones para la entrada de Irán

Los 148 países miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) decidieron ayer por consenso nombrar a Pascal Lamy como director general por un periodo de cuatro años a partir del próximo 1 de septiembre, en sustitución del tailandés Supachai Panitchpakdi. Lamy fue comisario europeo de Comercio hasta noviembre pasado. En la sesión de la OMC se acordó iniciar conversaciones con Irán con vistas a su futuro ingreso al sistema multilateral de comercio.

El máximo organismo de decisión de la OMC, el Consejo General, adoptó la propuesta de su presidenta, la embajadora de Kenia, Amina Mohamed Chawahir, de nombrar al ex comisario europeo de Comercio como nuevo patrón de la institución. El procedimiento se hizo con el consentimiento de los 148 países miembros, respetándose así una de las reglas de oro de la OMC, la unanimidad. De esta manera, Lamy asumirá el próximo 1 de septiembre el desafío más importante en sus 58 años de vida.

Ausente de Ginebra, el francés envió un comunicado en el que dijo que su tarea prioritaria será cerrar definitivamente el ciclo de negociaciones comerciales conocido como Ronda de Doha. "Estoy convencido de que ahora tenemos una tarea esencial que cumplir: la conclusión del ciclo de negociaciones lanzadas en Doha. Ésa será mi prioridad número uno, mi prioridad número dos y mi prioridad número tres", dijo Lamy por escrito, agregando que iba a hacer todo lo posible por colocar a los países en desarrollo en el centro del comercio internacional.

Lamy asumió así como propios, al menos formalmente, los intereses de los países que lo respaldaron en el proceso de selección que concluyó el pasado 13 de mayo, cuando quedó como único candidato a la dirección general con el apoyo de prácticamente todos los países pobres. Dejó en el camino a tres precandidatos: el ministro Jaya Krishna Cuttaree, de Isla Mauricio; el canciller Luiz Felipe de Seixas Correa, de Brasil; y al ex embajador de Uruguay ante la OMC, Carlos Pérez del Castillo.

El principal reto de Lamy al frente de la OMC será obtener un acuerdo definitivo para eliminar los subsidios a las exportaciones agrícolas, acompañado con ofertas reforzadas de liberalización de los servicios y de apertura del acceso a los productos industriales.

Cifras oficiales estiman en 300.000 millones de dólares (240.000 millones de euros) los subsidios que los países ricos dan a sus agricultores, ayuda que los países en desarrollo quieren desmantelar. Dado que todas las decisiones de la institución son por consenso, el papel del director se limita a facilitarlas. Y la primera prueba de Lamy será la próxima conferencia ministerial que tendrá lugar en Hong Kong este mes de diciembre.

En la misma sesión del consejo general, la OMC decidió "dar luz verde y establecer un grupo de trabajo" para la futura adhesión de Irán al sistema multilateral de comercio. Teherán planteó desde 1996 su primera adhesión, pero su ingreso fue sistemáticamente vetado por Estados Unidos. Los dos países no mantienen relaciones diplomáticas desde hace mas de 20 años. Washington tenía razones extracomerciales para el ingreso de Irán, al que acusaba de desarrollar armamento nuclear con fines bélicos y le reprochaba su falta de condena a las acciones del terrorismo internacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de mayo de 2005