Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:BALONCESTO | Cuartos de final de la Liga ACB

Gélabale noquea al Joventut

Un triple del francés da la primera ventaja al Real Madrid

En un desenlace tan espectacular como inesperado, el Madrid toma ventaja en esta eliminatoria. Fue Gélabale el héroe final y su triple a falta de 25 segundos y con la bocina de fin de posesión sonando dictó sentencia a un partido bastante lejos de lo que se podía esperar. Poco antes Mumbrú había hecho lo mismo. Circuló magníficamente el balón el Joventut y en el último suspiro y desde casi ocho metros igualó los números (71-71, 53 segundos por jugar). Quién sabe si la jugada le dio una pista a los jugadores blancos, que habían tirado una suculenta ventaja de ocho puntos en los dos minutos anteriores (y van unas cuantas).

Por caminos diferentes, con un angustioso ir y venir de la pelota, a Gélabale no le quedó otro remedio que encomendarse y ser el posible ejecutor. Andaba Bullock lesionado en el banquillo y estaba claro que aquello era una rifa. Pero el francés, aún muy lejos de ser un especialista en la materia, acertó y recogió en forma de protagonismo principal el mérito de haber sido uno de los que hizo de despertador del equipo en el segundo cuarto. Pero no es amigo el Madrid de privar a sus contrarios de todas las oportunidades que sean precisas. En el último ataque verdinegro primero fue Mumbrú, el mismo que la había clavado hacía bien poco, el que se encontró solo y en el mismo sitio. Erró, pero todavía Rudy tuvo una postrera oportunidad.

REAL MADRID 74 - DKV JOVENTUT 71

Real Madrid: Sonko (22 puntos), Bullock (5), Hamilton (15), Reyes (1), Burke (2) -cinco inicial- Fotsis (4), Bueno (8), Gélabale (14), Hervelle (1) y Larrañaga (2).

DKV Joventut: Marco (11?), Mumbrú (11), Vázquez (6), Hamilton (10), Arnold (3) -cinco inicial- Fernández (6), Flis (0), Young (10), Gurovic (0), Huertas (4) y Rooks (10).

Árbitros: Martín Bertrán, Gallo y Conde. Excluyeron por faltas personales a Vázquez (m.37) y Reyes (m.39).

10.000 espectadores en el palacio de Vistalegre de Madrid.

4º CUARTO

3º CUARTO

2º CUARTO

1º CUARTO

17-28

28-13

15-11

14-19

Mientras el partido discurrió por caminos ortodoxos, el Joventut no tuvo ningún problema en dominarlo. Con el Madrid en su habitual encefalograma plano con el que suelen salir a jugar, el DKV demostró durante el primer cuarto el porqué de su excelente segunda parte de temporada. Con un juego muy fluido bien dirigido por Marco, con su batería de hombres altos haciendo daño y vigilando estrechamente a Bullock, no tuvo especiales problemas para anotar veintiocho puntos en diez minutos.

Estaba claro que por ese camino la cosa pintaba mal para los blancos, por lo que decidieron llevar el asunto por derroteros menos convencionales. Con la segunda unidad en cancha, los Hervelle, Bueno o Gélabele, el partido comenzó a cobrar vida. De una forma totalmente desordenada y arbitraria, pero que al Madrid le fue de maravilla.

Una vez establecidos los parámetros en que cada uno de los equipos se movía con mayor eficacia, había que comprobar qué dinámica se reproducía en la segunda parte. Hasta el minuto cinco del tercer cuarto fue imposible saberlo, pues el apagón resultó de categoría. Una canasta fue todo lo que se vio, y fue de Sonko, que hizo un partidazo en cuanto a encontrar la canasta se refiere. Lo de dirigir al equipo es otra cosa. Sus puntos fueron suficientes para sostener al Madrid y llevarlo en ventaja hasta los instantes decisivos. Fue tirando por la borda la diferencia hasta hacer creer al Joventut que pese a su inconsistencia podría volver a Badalona con la mochila llena. En esas estaban hasta que Gélabele se encontró entre la espada y la pared y se ganó casi todo el protagonismo. Pocos se lo merecían más que él.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de mayo de 2005