Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agüera lleva a los juzgados el informe policial sobre su vida

La concejal del PP en Málaga Rosa Agüera presentó ayer una denuncia judicial por presunto delito de revelación de secreto en relación a la filtración del informe policial en el que se detallan sus actividades públicas y privadas y en el que se vierten comentarios no muy favorables sobre su dedicación al frente del distrito centro.

Según fuentes próximas a la concejal citadas por Europa Press, en la denuncia se pide que se abran diligencias para "averiguar los hechos y las personas que ha participado", y en el relato de los hechos aparecen de forma inicial dos personas cuya identidad no fue facilitada.

Las mismas fuentes precisaron que no se formulan acusaciones porque no se trata de una querella y que "cuando se terminen las diligencias previas se podrá determinar contra qué personas y por qué delitos".

El equipo de Gobierno ha remitido también a la Fiscalía el informe de la investigación reservada realizada por dos funcionarios municipales y en el que aparecen también al menos dos nombres como presuntos filtradores del informe.

Malestar

Dos días después del pleno extraordinario que debatió el asunto, el caso Agüera sigue siendo motivo de controversia política. El alcalde, Francisco de la Torre, reconoció ayer cierto malestar interno entre el equipo de Gobierno por la intervención de Agüera en el pleno, en el que dijo que había sido espiada por "oscuros intereses de mafiosillos baratos". En aquel discurso, Agüera dijo que el informe reservado no respondía a las cuestiones básicas de quien y por qué había realizado el informe, y se mostró partidaria de una comisión de investigación, aunque votó en contra de constituirla. Para algunos ediles, el discurso de Agüera fue mucho más duro que el de la oposición, lo que consideran intolerable.

Desde que el asunto salió a la luz, los concejales del PP han mantenido serias discrepancias, y algunos reclamaron una reacción más contundente incluso con dimisiones.

El alcalde también dijo aceptar la petición del PSOE de que comparezca en comisión el coordinador del área de seguridad, Carlos Rubio, que no fue interrogado por los instructores del expediente reservado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 2005