Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía desaloja una casa tomada por 'okupas' en Lavapiés

El edificio pertenece a la Empresa Municipal de la Vivienda

Un edificio de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV), que había sido okupado el viernes en la calle del Sombrerete, 14, fue desalojado por la policía ayer a las cuatro de la tarde. La Red Tabacalera Debate quería montar un centro social en este edificio del barrio de Lavapiés, cuyos nueve vecinos fueron desahuciados hace un año. La policía trasladó a los tres okupas que estaban en la casa a la comisaría de Leganitos.

"Menos Madrid 2012 y más centros sociales". Una pancarta colgada en la fachada del número 14 de la calle del Sombrerete, la puerta metálica reventada y tres guardas de seguridad privada en el patio del edificio eran el único testimonio que quedaba ayer a las 16.30 de la ocupación de la casa de la EMV ubicada en este punto de Lavapiés.

El viernes, unas 100 personas de la Red Tabacalera Debate -que reclama el edificio de la Tabacalera de la calle de Embajadores como centro social- okuparon el edificio de la calle del Sombrerete, donde antes vivían nueve vecinos que fueron realojados hace un año porque la casa estaba en ruinas.

A las 15.30, dentro del edificio sólo había tres personas. El resto de activistas estaban repartidos por el barrio. En una mesa colocada en la plaza de Lavapiés informaban a los vecinos de que a las siete de la tarde habría una asamblea para presentar el nuevo centro vecinal, una vez limpiado y desescombrado. "Entonces llegó un agente judicial, con un representante de la EMV, la policía y los bomberos. Los bomberos se negaron a tirar la puerta abajo, y lo tuvo que hacer el agente judicial", explicó Ana, una de las okupas. La policía llevó a comisaría a quienes estaban en la casa para que declarasen.

Calle cortada

A las 16.30, en pleno desalojo, decenas de vecinos se amontonaban alrededor del cordón policial que había cortado toda una manzana de la calle. Había cuatro furgones de antidisturbios -que no tuvieron que intervenir-, varios coches patrulla, un camión de bomberos y un furgón policial. El representante de la EMV fue despedido entre gritos con los clásicos coros: "¡Un desalojo, otra okupación!". Mientras, los afectados acarreaban colchones, mesas, sillas, productos de limpieza y demás enseres domésticos a un solar del que disponen en la calle del Olivar. "El edificio estaba abandonado, y, como era un edificio municipal, lo ocupamos para crear un local donde los colectivos que no tengan espacio puedan desarrollar sus asambleas y actividades. En Lavapiés no hay ningún local público para los vecinos

. Queríamos negociar con el Ayuntamiento un realojo, pero no han querido", aseguró Mar, otra afectada.

La Concejalía de Urbanismo prometió al movimiento vecinal hace más de un año, en su plan de reforma, un local, pero aún no ha concretado dónde y cuándo estará. El Ayuntamiento reclama al Ministerio de Cultura desde hace meses que le ceda la antigua fábrica de Tabacalera, un edificio de 30.000 metros cuadrados, vacío, en Embajadores. El ministerio, que es su propietario, quiere trasladar allí dos museos, pero la Oficina del Centro pretende convertirlo en equipamiento social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de mayo de 2005