Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TROTAMUNDOS | MAMEN MENDIZÁBAL - PERIODISTA | PROPUESTAS

En moto y bajo el mar

He aquí una viajera atrevida. Un ejemplo: el año pasado, la presentadora de 59 segundos se atavió con un mono de cuero e hizo un Valencia-Menorca de paquete en la Harley de su pareja. "En cuestión de viajes, me apunto a un bombardeo".

¿Ventajas de viajar en moto?

Vas más tranquilo, sin prisas por llegar. Cuando ves un paisaje que te gusta, no te importa desviarte del camino. Recuerdo pasar por Valencia y oler durante kilómetros el azahar.

¿Y el trasero?

Cierto dolor sí que queda, pero hay que aguantarse.

¿Qué hicieron en Menorca?

Dormimos en San José, en una casita con vistas al mar. También hicimos submarinismo. Me saqué el título hace 11 años. Al principio me daba miedo, pero quienes lo practican me decían que era porque no sabía la maravilla que se escondía ahí abajo. Realmente es precioso. No oyes más que el mar y tu propia respiración.

¿En qué otros sitios ha practicado submarinismo?

En Malaisia, Indonesia, Tailandia, México, Cuba, Brasil...

¿Nunca le ha fallado la bombona?

No, pero en Malaisia me llevé un buen susto. Hicimos una inmersión nocturna, que suele ser una gozada. Tiene algo mágico, porque el plancton atrapa la luz de la linterna y es como si hubiese pasado por allí Campanilla. Pero ese día, cuando subimos a la superficie, descubrimos que se había desatado un tormentón. Al barco se le rompió el motor y la marea lo arrastró lejísimos. Tuvimos que meternos debajo del mar para que las olas no nos llevaran. Tardaron hora y media en rescatarnos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de mayo de 2005