Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV dice que el IVF favoreció a la empresa del Bioparc de Valencia

La portavoz de Economía de Grupo Socialista en las Cortes Valencianas, Cristina Moreno, acusó ayer al consejero de Economía y Hacienda de la Generalitat, Gerardo Camps, de favorecer a la empresa Rain Forest -encargada de poner en marcha del nuevo zoológico de Valencia, denominado Bioparc, en el Parque de Cabecera- al autorizar la concesión de un préstamo de 6,3 millones de euros a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF). El consejero negó la acusación y aseguró que se han cumplido todos los requisitos legales para la concesión del préstamo, que, además, está cofinanciado en las mismas condiciones por Bancaixa.

Moreno acusó al consejero de haberle ocultado información sobre la operación cuando acudió, por dos veces, a la sede del IVF para consultar el expediente. Entre otras cosas, dijo que en septiembre de 2003, el IVF concedió a Rain Forest un préstamo de 6,3 millones de euros, pero ocultó que en febrero de ese año se había firmado una primera operación crediticia por valor de 4,2 millones de euros. Siete meses después "y sin explicaciones", dijo la diputada socialista, el préstamo se incrementó hasta los citados 6,3 millones. Y añadió que, además, se excedió el plazo para la formalización del préstamo, fijado en un máximo de cuatro meses, salvo prórroga expresa.

Gerardo Camps negó que haya ocultado información y explicó que el primer préstamo fue cancelado debido a una "variación" en las entidades prestamistas. Respecto al plazo, dijo que la operación no se pudo formalizar hasta casi un año después porque faltaba la inscripción registral de los terrenos objeto de la concesión municipal sobre los que se tenía que constituir la hipoteca.

Moreno recordó que el proyecto del Bioparc fue adjudicado a la única empresa que se presentó, la misma que se ofreció, de la mano del que fuera jefe de gabinete de Eduardo Zaplana y vocal del IVF, Juan Francisco García, a hacer en 1997 un estudio sobre la posible ubicación del nuevo zoo, y que ahora busca "el gran negocio" de construir un centro comercial en suelo público en el Parque de Cabecera. Por su parte, Joan Antoni Oltra, de Esquerra Unida-L'Entesa, dijo que los valencianos están "hartos" de financiar proyectos "de fantasía" mientras la industria tradicional "se hunde".

Residuos

Por otro lado, en su comparecencia para informar del plan de residuos, el consejero de Territorio y Vivienda, Rafael Blasco, apeló a la responsabilidad de la oposición, a la que pidió la "máxima colaboración" para la puesta en marcha del modelo de gestión de residuos urbanos proyectado por su departamento, que calificó como "adecuado" a las necesidades de la Comunidad Valenciana y "modélico desde el punto de vista medioambiental". El diputado de EU-L'Entesa Carles Arnal censuró la política de residuos del Consell porque es un "modelo fracasado" que va por "un camino que sólo acaba en vertederos más y más grandes y en incineradoras" y busca "optimizar las ganancias de las empresas privadas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 2005