Nacho Duato lamenta que en España aún se considere la danza una ñoñería

Aún falta mucho. "Quizá lo verán mis sobrinos o los hijos de mis sobrinos", vaticinó ayer Nacho Duato en un restaurante de Pinedo, mientras miraba hacia la mesa de sus familiares. Quizá llegue el momento en que el desarrollo cultural de España alcance al de otros países de su entorno europeo, y la danza contemporánea se equipare a cualquier otra disciplina artística, como "la pintura o la escultura", añadió. Porque, de momento, persiste la consideración de que la danza es una "mariconada, una ñoñería", según comentó el coreógrafo valenciano al término del acto en que la secretaria autonómica de Cultura, Concha Gómez, le hizo entrega del primer Premi Dansa València, con el que se reconoce la trayectoria profesional y artística del director de la Compañía Nacional de Danza. Duato se preguntó cuándo en España se estudiará danza y música en las escuelas, al tiempo que expresó su deseo de contar con un espacio propio para la compañía.En un receso de la comida en la que se entregó el premio, Duato atendió a los medios de comunicación y lamentó que el nivel de la danza en España, en general, está muy por debajo de otros países europeos, a pesar de los avances de los últimos años. No sólo por la calidad y por los recursos que se destinan a ella, sino también por el reconocimiento de la misma. Señaló que el crítico del periódico francés Le Figaro habría comparado la coreografía Herrumbre, creada por él para la Compañía Nacional de Danza con motivo del 11-M, con el Guernica de Picasso y el cuadro de los fusilamientos del 3 de mayo, de Goya. Sin compararse con estos artistas, Duato dijo que es un ejemplo de la consideración que merece la danza.

El coreógrafo, si acaso, destacó los nuevos proyectos de danza contemporáneos que se están desarrollando en el País Vasco y el caldo de cultivo de Barcelona, y requerido por un informador, citó a Valencia por su festival Dansa València, "que lleva ya 18 años".

Nacido para bailar

Recordó que durante sus más de 10 años al frente de la Compañía han pasado múltiples directores generales y ministros, pero que el continúa. ¿Por qué? "Quizá porque soy de los que saben que ha nacido para esto. Que no me importa tanto la opinión de los demás como el realizar un trabajo honesto. Naces bailarín y mueres bailarín, aunque hagas coreografías. El baile es mi forma de vida. Es mi segunda personalidad", afirmó.

Duato subrayó que no le interesa la búsqueda de la innovación por la innovación, la experimentación que puede resultar "algo aburrido", sino que aspira sobre todo a la "honestidad, a que el trabajo esté bien hecho".

La secretaria autonómica de Cultura, Concha Gómez, sostuvo que Duato era el candidato idóneo para recibir la primera edición del Premi Dansa València, galardón concedido por el Centre Coreogràfic de Teatres de la Generalitat. "Sin caer en la endogamia, hay que apreciar lo que hay en casa antes de buscar fuera, y así poner en valor nuestros valores". El director de Teatres de la Generalitat, José Vicente Martínez Luciano, leyó un texto escrito por Mauro Galindo sobre Duato. El premio consistió en una escultura de Jarr.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Nacho Duato, ayer, en un establecimiento de Pinedo, tras recibir el Premi Dansa València.
Nacho Duato, ayer, en un establecimiento de Pinedo, tras recibir el Premi Dansa València.MÒNICA TORRES

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS