Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zidane y Samuel siguen castigados

Apelación desestima el recurso del Madrid, que apelará hoy a Disciplina Deportiva

Zidane y Samuel siguen con su partido de sanción. El Comité de Apelación desestimó ayer el recurso del Madrid y confirmó el castigo impuesto por el de Competición el pasado martes tras ser expulsados el sábado anterior frente al Villarreal. Así, los dos futbolistas no podrán jugar mañana, en San Sebastián, contra la Real Sociedad, salvo que prospere el nuevo recurso que el Madrid va a presentar hoy ante el de Disciplina Deportiva y en el que, como primera medida, solicita la suspensión cautelar de la sanción de ambos. El club madridista no ha recurrido el partido de suspensión de Michel Salgado por acumulación de cinco tarjetas amarillas de amonestación al descartarse de todos modos su presencia en el estadio de Anoeta por lesión.

"Vamos a luchar hasta el final", dijeron ayer fuentes del Madrid. "Para una vez que recurrimos, apuraremos todas las instancias posibles. Los fallos de los comités de la federación no hay por dónde tomarlos. En cuanto a las imágenes de la jugada por la que fue sancionado Zidane, Competición señala que fueron aportadas por la federación. ¿Las tenía preparadas la federación'", acaban preguntándose.

El Madrid aprovecha esa circunstancia para alegar indefensión y por ello postuló a Apelación la suspensión cautelar del castigo a Zidane, solicitud que no fue estimada.

Añade el Madrid en sus alegaciones a Apelación, como antes lo hizo a Competición, su rechazo al contenido del acta arbitral del partido, en la que se indica que Zidane fue expulsado "por golpear con las manos en la cara a un adversario sin estar el balón en juego". El club madridista asegura que el golpeado fue su jugador y denuncia que este detalle no se tenga en cuenta como atenuante por parte de los dos comités federativos.

Apelación ratifica en su fallo de ayer el acuerdo de Competición en el sentido de que "la acción de Zidane fue al menos juego violento", por lo que le corresponde un partido. Una calificación de la jugada que rectifica el acta arbitral. El texto que refleja el árbitro, según fuentes de Competición, "pone al borde de la agresión a Zidane y, en ese caso, el castigo habría supuesto cuatro partidos de suspensión".

En cuanto a la sanción de Samuel, el Madrid alegó la existencia de un error material en la apreciación arbitral y en la redacción del acta del encuentro. El colegiado refleja en ella que mostró la segunda tarjeta amarilla a Samuel, la que supuso su expulsión, "al disputar el balón con un contrario, usando el codo de manera peligrosa". El club madridista sostiene que "la descripción de la jugada no se corresponde con lo que efectivamente ocurrió en el terreno de juego". Para Apelación, no es suficiente la interpretación que el Madrid hace de la jugada para acreditar que en la misma se produjo un error material por parte del árbitro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de abril de 2005