Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendido un pleno de Marbella por la citación judicial de 6 ediles

Los numerosos procesos judiciales que acumulan los ex ediles del Grupo Independiente Liberal (GIL) han llegado a afectar incluso al funcionamiento del propio Ayuntamiento de Marbella, ya de por sí complicado por la sucesión de grupos mixtos. La alcaldesa del municipio, Marisol Yagüe, se ha visto obligada a suspender el pleno municipal ordinario previsto para hoy viernes debido a las comparecencias en los Juzgados de seis concejales, tres de ellos de su propio equipo de gobierno, imputados en un delito contra la ordenación del territorio.

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella ha citado a declarar para esta mañana a los ediles Tomás Reñones, Rafael González, José Luis Fernández Garrosa, Francisco Javier Lendínez, Alberto García Muñoz y Marisa Alcalá. Todos ellos fueron miembros de la comisión de gobierno que otorgó una licencia de obras para la construcción de un hotel junto al hospital comarcal Costa del Sol, en unos terrenos calificados en el Plan General de Ordenación Urbana vigente como de equipamiento sanitario. También deberá comparecer ante la juez el ex alcalde Julián Muñoz, imputado en el mismo proceso.

El portavoz socialista, Silvestre Puertas, insistió en que la desconvocatoria "no tiene justificación, más que por la minoría en la que se encontraría el gobierno debido a los procesos judiciales de algunos de sus miembros [Reñones, González y Fernández Garrosa]". El edil censuró que no se haya celebrado el pleno por la tarde, "en un horario no coincidente con su declaración en los juzgados".

Por otra parte, un informe de una empresa contratada por el consistorio define como "ilegal" la creación de subgrupos dentro del Grupo Mixto: A, B, C, D y, recientemente, el E.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de abril de 2005