La falta de un plan de inversión del Consell frena al campus de Alicante

Raneda ralentiza proyectos en los presupuestos para 2005

La Universidad de Alicante se verá obligada a reducir sus actuaciones y frenar las inversiones previstas debido a la falta de un plan de inversiones por parte de la Generalitat. El rector, Ignacio Jiménez Raneda, presentó ayer al Consejo de Gobierno unos presupuestos para 2005 "austeros" y "condicionados" que sólo aumentan un 3,7%, aunque la aportación del Consell al campus de Alicante sólo crecerá un 2,9%.

La propuesta de presupuestos para 2005 de la Universidad de Alicante, que tras un largo debate de casi tres horas fue aprobada por unanimidad en el Consejo de Gobierno, aumentará sólo en 55 millones de euros. El rector explicó que la propuesta de cuentas "continuista y austera" es fruto de la incertidumbre financiera que emana de la Generalitat, que no contempla inversión adicional en los campus y cuya financiación ordinaria está sujeta a una prórroga del año anterior.

Por eso, el Consell destinará "cero euros" para nuevos equipamientos en los campus, y la aportación ordinaria que la Generalitat realiza a la Universidad de Alicante aumentará sólo un 2,9%, respecto al año anterior. Este simbólico aumento de la financiación (de 104 a 107 millones de euros) provocará una ralentización de los proyectos previstos en el campus. De una parte, las inversiones se reducirán drásticamente, ya que el año pasado se realizaron obras gracias a los remanentes de ejercicios anteriores, pero este año esta partida desaparece.

El rector explicó que han logrado, tras una tarea de ingeniería financiera, conseguir una previsión de 10 millones de euros para inversiones propias. Con esta cantidad se podrán realizar sólo "la mitad" de las actuaciones previstas. Las obras contempladas son la urbanización del sector norte del campus, en las inmediaciones de la denominada Planta química, habilitar la nueva pista deportiva y encargar a los arquitectos la redacción del proyecto de la nueva Facultad de Educación. "Con un plan de inversiones hubiéramos realizado casi el doble de actuaciones", reconoció el rector.

En el mes de diciembre pasado las universidades públicas valencianas firmaron una prórroga del Plan Plurianual de Financiación 99-03, que dejaba al margen las inversiones, pero permitía a los rectores preparar unas cuentas continuistas. Debido a la situación de "prórroga financiera" descrita por el rector y a lo avanzado del ejercicio económico, el presupuesto para este año destina cerca de 88 millones de euros a gastos de personal y 61 millones de euros a investigación universitaria. En el capítulo de previsiones, el presupuesto destinará 4.705.000 euros al proyecto de ampliación del campus; para equipamientos informáticos, y mediateca, así como mobiliario 1.800.00 euros, obras de reforma, ampliación y mejora 2.796.175 euros y para los planes integrales de seguridad y de accesibilidad destina 1.125.000 euros. En total las inversiones previstas suman la cantidad de 10.426.175 euros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS