Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sólo una de las cuatro peticiones presentadas ha sido autorizada

La Comisión de Garantías de Videovigilancia ha estudiado, durante sus siete años de funcionamiento, cuatro solicitudes de instalación de cámaras. Además del relativo al Museo de Escultura al Aire Libre -que sí autorizó-, rechazó en cuatro ocasiones, entre 1999 y 2000, la colocación de 12 cámaras en la Gran Vía de Majadahonda y denegó la petición de la lujosa urbanización El Bosque, de Villaviciosa de Odón (la comisión estudió la solicitud el 28 de noviembre de 2002 y el 20 de marzo de 2003), al comprobar que podía afectar a la intimidad de los particulares que vivieran en la zona.

El cuarto caso estudiado fue el de las cámaras de control del tráfico que colocó el Ayuntamiento de Alcobendas en 1999. La comisión consideró entonces que no le correspondía emitir un informe, ya que la ley recoge que, en materia de circulación vial, el permiso es competencia de la Dirección General de Tráfico. Este organismo sí autorizó las cámaras.

La última reunión mantenida por la Comisión de Garantías de Videovigilancia fue el 30 de marzo de 2004. En breve celebrará una nueva sesión, aunque de momento no tiene pendiente de estudio ninguna solicitud de videocámaras.

Desde hace un año, el presidente de la comisión -que es el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid- ha sido informado por la Delegación del Gobierno del reiterado establecimiento de cámaras móviles en las proximidades de la sede del PSOE, en la calle de Ferraz, con ocasión de estar allí el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Además, la Delegación del Gobierno informó sobre que la policía iba a usar videocámaras móviles para controlar dos manifestaciones que se celebraban el pasado 19 de noviembre en Madrid (una convocada por Izquierda Castellana, y la otra por Falange Española de las JONS). Los pasados 1, 2 y 3 de febrero también fueron empleadas cámaras móviles para vigilar el Congreso con ocasión del debate del plan Ibarretxe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de abril de 2005