Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Emilio Botín ganó 2,75 millones en 2004, un 31% menos que Francisco González

El Santander (que ha quitado su denominación de Grupo que tenía hasta ahora) hizo ayer pública la memoria anual, pese a que la junta general de accionistas no se celebrará hasta el próximo 18 de junio. En el informe legal de este documento se especifican los salarios de los consejeros ejecutivos, entre los que se encuentra Emilio Botín, que percibió 2,75 millones de euros en 2004. Francisco González, presidente del BBVA, la entidad competidora, declara percibir 3,6 millones, es decir, 850.000 euros más, lo que representa un 30,9% más. La dotación a los fondos de pensiones también es diferente: mientras Botín cuenta con 10,7 millones, González dispone de 33,12 millones.

El sueldo de Botín, al igual que en años anteriores, es menos de la mitad que el del vicepresidente segundo y consejero delegado, Alfredo Sáenz, que cobró 6,25 millones de euros, lo que le coloca como el banquero mejor pagado de España. El consejero delegado tiene, además, 53,78 millones en concepto de pensiones y otro tipo de seguros. Botín y Sáenz ganaron, respectivamente, un 6,1% y un 8,6% más que en 2003, cuando fueron retribuidos con 2,59 millones de euros y 5,75 millones de euros.

El consejero delegado del banco cántabro percibe más del doble que su homólogo del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, que ingresó 2,8 millones.

Los 19 miembros del Consejo de Administración del Santander tuvieron una retribución agregada de 22,66 millones en 2004, un 7,1% más que el año anterior y más del doble que los 10,501 millones de euros que cobraron en 2004 los 15 consejeros del BBVA. De estos 22,66 millones (que representa el 0,17% del beneficio del banco), 16,17 correspondieron a los cinco consejeros ejecutivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de abril de 2005