Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un policía muere y otro resulta herido grave al derrapar su vehículo en una persecución en Mijas

Un agente de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) falleció en la noche del jueves al viernes en Mijas en acto de servicio, al derrapar el vehículo camuflado en el que perseguía a presuntos narcotraficantes. El oficial que le acompañaba resultó herido grave, aunque no se temía ayer por su vida. El operativo en el que participaban investiga un grupo organizado de traficantes de droga, del que hasta ahora se han detenido a siete miembros.

El accidente se produjo hacia las 22.20 del jueves. Ambos policías, a bordo de un Mercedes camuflado, llevaban a cabo la persecución de un turismo ocupado por varios miembros del grupo investigado con intención de detenerlos, según fuentes policiales. Cuando se encontraban en la zona de la urbanización Cerro del Águila, en una carretera sinuosa cercana al Hipódromo de Mijas, su vehículo derrapó en una curva cerrada, cayendo por un barranco de unos 40 metros de profundidad, según un comunicado del Ministerio del Interior.

Los dos policías salieron despedidos, con el resultado de la muerte del conductor, el agente Francisco José Fernández Fernández. El oficial J. C. R. S., de 33 año y soltero, sufrió traumatismo torácico, fracturas costales múltiples y de clavícula y policontusiones, según el parte facilitado a Efe por el Hospital Costa del Sol de Marbella, adonde fue trasladado tras el accidente por el servicio de emergencias 061. Ayer permanecía estable en Observación de Urgencias con pronóstico grave.

Fernández, casado y con dos hijos, era natural de Málaga y tenía 41 años. Llevaba once años de servicio, y desde hace casi tres pertenecía al grupo II de Crimen Organizado de la UDYCO Costa del Sol, de la Comisaría Provincial de Málaga, adonde llegó procedente de su anterior destino, en Canarias. Según uno de sus superiores, pidió formar parte de esta unidad pues quería participar en un grupo operativo, pese a los riesgos y las largas horas de trabajo que implicaba. En 2003 fue condecorado con la Cruz al Mérito Policial con distintivo blanco, por su labor en varias operaciones. Está previsto que hoy se celebre un homenaje, con la asistencia del director general de la Policía, Víctor García Hidalgo, antes del sepelio.

J. C. R. S. tiene 33 años y está soltero. Pertenece al mismo grupo que el agente fallecido, y lleva siete años en el Cuerpo.

Aún no se conocen las causas del accidente. El vehículo siniestrado era un Mercedes de alta gama intervenido, que se reutilizaba en las labores de seguimiento y persecución. Según fuentes policiales, no parece probable que el accidente se produjera por exceso de velocidad, dado que el coche no se salió de frente en la curva, sino que reculó y cayó por el terraplén. Los sindicatos policiales se han quejado en varias ocasiones de la falta o el mal estado de los coches utilizados, así como de la carencia de una ley de prevención de riesgos laborales a la cual acogerse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de abril de 2005