Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez sugiere una prevaricación en la Audiencia de Granada

Miguel Ángel del Arco, titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Granada, ha dictado un auto por el que archiva las actuaciones seguidas contra el registrador de la propiedad Manuel Moreno, hasta ahora encausado en el caso Los Cármenes, que investiga supuestas irregularidades en la venta de los terrenos del antiguo estadio de fútbol de Granada.

El juez cumple la orden de la Audiencia Provincial de Granada con la que, sin embargo, no está de acuerdo. El auto señala que el juez enviará "exposición razonada" del caso al presidente del CGPJ al entender que con la resolución de la Audiencia, de la que fue ponente el magistrado Sáenz Soubier, podría haberse vulnerado su independencia. También recurre al Fiscal Jefe del TSJA y al Fiscal General del Estado, a los que remitirá su resolución.

Del Arco menciona la conducta del "señor ponente" (Sáenz Soubier), "por si pudiera incardinarse en alguno de los tipos previstos en el Código Penal", en aquellos apartados donde habla de prevaricación, encubrimiento, falso testimonio u obstrucción de la justicia, entre otros delitos. El juez considera que la subasta del estadio en 1998, que se adjudicó la sociedad de los empresarios imputados, pudo diseñarse para beneficiar a un grupo urbanístico y a directivos del Granada C.F.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 2005