Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Ionesco y Cervantes, en otra dimensión

Dos teatros de la capital aportan música y técnicas de 'clown' a dos obras clásicas

Madrid

Cervantes sí, pero con música. Ionesco también, aunque más alocado. Los teatros Nuevo Apolo y Alfil de la capital ofrecen los montajes Sancho Panza y La cantante calva, respectivamente, aunque aliñados con ingredientes inéditos. Los integrantes de Yllana han mezclado comedia alocada, teatro físico y técnicas de clown con el texto original de Eugène Ionesco, y les ha salido una visión divertida de La cantante calva que arranca "en un salón inglés donde una pareja inglesa con zapatillas inglesas y junto a una chimenea inglesa hace una parodia de una conversación inglesa de sobremesa con intervalos de silencio inglés", apuntan los miembros de la compañía.

Esta versión está dirigida por David Ottone y Joseph O'Curneen, y cuenta con actores como Paco Churruca, Paloma Tabasco, Roser Pujol o Carlos Cañas, entre otros, que permanecerán en el teatro Alfil hasta el próximo 29 de mayo (de martes a sábados, a las 22.30, y los domingos, a las 20.30). Este clásico del teatro del absurdo fue estrenado por primera vez en el año 1950 y fue la obra que más inspiró a Yllana en sus inicios. Ahora, 15 años después, la traducción de Luis Echávarri y la particular visión de la compañía del Alfil brindan una nueva oportunidad al público "para reflexionar sobre la insensatez, las peculiaridades de la vida cotidiana y lo absurdo de la existencia humana", dicen.

Afán innovador

El músico José Luis Morán tampoco se ha quedado atrás en su afán innovador y le ha puesto melodía a los pasajes más famosos de la obra del Quijote que ha reconvertido en el musical Sancho Panza. Y, aún más, se ha centrado en la figura del escudero más que en la del hidalgo caballero. De ahí que el musical que acaba de estrenarse en el teatro Nuevo Apolo rinda homenaje al eterno segundón de la historia. "La aventura y el viaje de Sancho Panza junto a su señor constituyen el hilo conductor de todas las escenas entresacadas del Quijote para dar forma a este espectáculo", destaca Morán. "En esta ocasión hemos rescatado a Sancho Panza para convertirlo en algo divertido y alegre", añade. La trama comienza con un Sancho Panza insatisfecho con su situación social, económica y familiar. "Entonces aparece un loco embaucador llamado Don Quijote en el que deposita sus esperanzas de cambio; con él vivirá todas las aventuras que jamás pudiera haber soñado desde su aldea", adelanta.

Esta "distorsión" de la historia ha sido posible gracias al guión de Inma González, que incluso da vida a la mula de Sancho y al caballo Rocinante con dos artistas de carne y hueso. También los personajes femeninos cobran una importancia que no ostentaban en la obra original del autor alcalaíno: Dulcinea, interpretada por la cantante de Operación Triunfo Geno, y Teresa Panza (Azucena Ribas), el ama (Lourdes Zamalloa) o la sobrina (Eva Manjón) ocupan buena parte del guión del musical. El actor Ángel Savin se pone en la piel del protagonista.

La escenografía es obra de Juan Carlos Guerra, que ha optado por un diseño espectacular aunque "simple y elemental", dice el creador, basado en módulos en los que se proyectan imágenes y efectos especiales. La música está concebida al estilo de Broadway y se inspira en maestros como Sondheim o Menken con el fin de poner un punto fresco y divertido al clásico de Cervantes.

Danza de la India

Por otro lado, Mónica de la Fuente se presenta como la primera actriz española especialista en artes dramáticas en la India y es la bailarina del espectáculo de danza teatro La flor del deseo, que se verá hoy a las ocho de la tarde en el teatro Fernando de Rojas del Círculo de Bellas Artes (Alcalá, 42), informa Elisa Silió. La flor del deseo se basa en el Mahabharata -el gran libro de la literatura épica india- y expresa los sentimientos de amor y violencia que, aunque opuestos, surgen de la misma raíz: el deseo.

Mónica de la Fuente lo cuenta a través de la historia de dos personajes: Draupadi, esposa de cinco hombres del mismo clan, y Bhima, un héroe. Ambos están atrapados por el deseo y son conscientes de que sólo la muerte podrá liberarles de ellos, desprendiéndoles del círculo de la vida (karma) para iniciar una nueva era.

La artista narra este amor con dos técnicas tradicionales diferentes: el Bharata Natyam, un elegante baile del sur del subcontinente, y el Kathakali, que se nutre de las artes marciales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de abril de 2005