Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de los fallecidos con el coche en Semana Santa no llevaba puesto el cinturón

105 personas han perdido la vida en accidentes de tráfico, dos más que el año pasado

El descenso del número de muertos registrado en el último año durante los desplazamientos masivos en periodos vacacionales se ha roto esta Semana Santa. En los 11 días que ha durado la operación especial de Tráfico, 105 personas han perdido la vida, dos más que en el mismo periodo de 2004. El 49% de los fallecidos en turismos y furgonetas no llevaba puesto el cinturón de seguridad. Todos los parámetros han empeorado: el número de accidentes mortales ha sido de 88, cuatro más que hace un año, y 49 personas han sufrido heridas graves, siete más que en 2004.

Cuando parecía que los conductores estaban más concienciados ante las nuevas campañas de la Dirección General de Tráfico (DGT) -capitaneada desde la entrada del Gobierno socialista por Pere Navarro- para reducir la siniestralidad en las carreteras, las cosas se han torcido esta Semana Santa.

Todo indicaba que el periodo vacacional iba a finalizar con menos muertes que el año pasado, pero la paulatina disminución registrada desde 2001 (cuando murieron 140 personas) se rompió el Lunes de Pascua, festivo en algunas comunidades y elegido por muchos para su vuelta a casa. Se produjeron 11 accidentes, con un balance de 19 fallecimientos y 14 heridos graves. Sólo en dos accidentes se dejaron la vida cuatro personas. En uno de ellos, que tuvo lugar en Toledo, murieron cuatro obreros que iban a trabajar. No se trata de un desplazamiento por ocio, para disfrutar de la Semana Santa, pero la DGT tiene por norma contabilizar todos los accidentes que se producen mientras dura la operación especial, sean de la naturaleza que sean.

Después del lunes, el Jueves Santo fue el día de mayor siniestralidad, con 14 fallecidos. En estos dos días -lunes y jueves- se ha producido una tercera parte de las muertes.

Velocidad inadecuada

Las causas que provocaron los accidentes son las mismas que en 2004. El 28% de los conductores iba a una velocidad inadecuada, el 24% se distrajo y el 15% hizo una maniobra antirreglamentaria. Más de la mitad de los accidentes (54%) se produjo porque el vehículo se salió de la vía; un 22% por colisión (no frontal), y un 12% por choque de frente.

Destaca que casi la mitad (49%) de los muertos en turismos y furgonetas no llevaba cinturón de seguridad en el momento del siniestro. Y, de los cuatro fallecidos en ciclomotor, ninguno llevaba puesto el casco.

Castilla y León, donde han muerto 15 personas, ha sido de nuevo la comunidad autónoma peor parada, seguida de Andalucía, con 14 fallecidos. Diez de ellos no llevaban puesto el cinturón de seguridad. En Murcia se ha triplicado el número de muertes. De cuatro en 2004 a 12 este año. En Baleares no hubo ninguna víctima mortal.

Entre las víctimas, se encuentran dos menores de 14 años. Además, hay 22 fallecidos de entre 15 y 24 años y otros 22 de 25 a 34 años.

En cuanto a la labor realizada por los 132 coches de la Guardia Civil camuflados, la DGT ha informado de que han detectado 1.770 infracciones, pero no de la naturaleza de las mismas.

Para Tráfico, aunque haya habido dos muertes más que hace un año, "se mantiene la tendencia a la baja" registrada en 2004 dado que la cifra de 105 fallecidos es la segunda menor desde 1990. En una nota de prensa, Tráfico subrayó ayer que el índice de muertos por millón de vehículos (3,88), con un parque de 27 millones de automóviles, ha sido el más bajo de los registrados.

Ningún responsable quiso opinar sobre estas cifras, pero sí lo hicieron los portavoces en esta materia del PSOE y del PP. El socialista, Victorino Mayoral, afirmó que la conclusión es que "tenemos que profundizar en las medidas, ampliarlas y desarrollarlas en la mayor brevedad posible".

Federico Souvirón, del PP, aseguró que pedirá la comparecencia del ministro del Interior, José Antonio Alonso, en el Congreso para que explique estas cifras. "Nada se sabe de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, ni de las auditorías en esta materia ni de aumentar la enseñanza en las escuelas", añadió.

La mayoría de las asociaciones de conductores criticaron la alta siniestralidad y pidieron al Gobierno una mayor inversión en las carreteras y en los servicios sanitarios que atienden los accidentes.

Para el Real Automóvil Club de España (RACE), "las medidas lanzadas por la DGT son insuficientes". De la misma opinión es la portavoz del Comisariado Europeo del Automóvil, Nuria Alonso. "La campaña No podemos conducir por ti se ha vuelto contra la DGT porque ellos sí que pueden hacer más", afirmó.

Según el presidente de Automovilistas Europeos Asociados, Mario Arnaldo, la "situación es muy preocupante porque en los países que nos rodean el número de muertos desciende y aquí no". Arnaldo puso como ejemplo el caso de Italia, donde las muertes se han reducido un 14% esta Semana Santa, según él, por la implantación del carné por puntos.

La Asociación para la Defensa de los Accidentados pidió mayores sanciones para los infractores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de marzo de 2005