Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UNIVERSIDAD

150 profesores presentan en la UPV 56 proyectos de innovación educativa

El objetivo es propiciar un aprendizaje más activo por parte de los estudiantes

La mejora de la docencia universitaria debe partir de la iniciativa y de la experiencia de los propios profesores. Esta es la premisa que guía a la Universidad del País Vasco (UPV) para fomentar la implicación del profesorado en el desarrollo y evolución de la enseñanza superior a través de la convocatoria de ayudas para proyectos de innovación educativa. 150 profesores han presentado este año 56 iniciativas, de las que se han seleccionado un total de 43 para optar a los 18.000 euros consignados para este fin.

Estos proyectos se suman a los 41 aprobados en la convocatoria del curso 2003-2004, primer año en el que se puso en marcha el programa, para el que la universidad destinó 30.000 euros. Una veintena de ellos se ha seleccionado además para formar parte de un libro que editará en noviembre la UPV con el objeto de contar con material documental que pueda servir como referencia para otros docentes que deseen dar un paso que, en opinión del director del Servicio de Asesoramiento Educativo (SAE) de la UPV, Alfredo Goñi, repercutirá de forma positiva en el trabajo de profesores y estudiantes. Junto con esta publicación, el SAE ha organizado también para noviembre unas jornadas en los tres campus para difundir las aportaciones presentadas para la mejora pedagógica.

Encauzar iniciativas

La meta que persigue el SAE es encauzar las iniciativas que el profesorado esté dispuesto a realizar y que propicien un aprendizaje más activo y comprometido por parte de los estudiantes. Los temas prioritarios desarrollados abarcan tres áreas. Por un lado, la identificación de problemas de didácticos y análisis de posibles causas. Aquí se incluyen las dificultades especiales en el aprendizaje de una materia, carencias y deficiencias en la formación que deberían haber adquirido los alumnos después de superar una asignatura, o concepciones de los profesores sobre la enseñanza y el aprendizaje de las materias.

Por otro, se abordan las características de la enseñanza en materias universitarias que favorecen un mejor aprendizaje. En ellas se engloban la identificación de las características de una enseñanza de calidad o formas alternativas de poner en práctica aspectos básicos de la docencia. El tercer punto de interés se refiere al análisis de aspectos concretos de la enseñanza habitual y atañe a, entre otras cosas, la forma de estructurar los temas, el tipo de evaluación o la manera de preparar a los alumnos para enfrentarse a situaciones novedosas.

En todos ellos, y pese a la idea de que el interés por la docencia es más alto en las áreas de Ciencias Sociales y Humanidades, destaca el porcentaje de proyectos vinculados a las ciencias experimentales. "Están presentes todas las áreas de conocimiento, desde Bellas Artes a Farmacia, pero resulta llamativo por inesperado la gran presencia de profesores de las distintas escuelas de Ingeniería", indica el director del SAE.

Los beneficios de las propuestas de mejora de la enseñanza universitaria van más allá de los propios proyectos. Según destaca Goñi, permite también detectar a aquellos docentes que podrían colaborar en la mejora de la formación pedagógica de los profesores universitarios. "Nos ha permitido captar a profesores con iniciativa con los que podemos trabajar para la formación docente de profesores de la enseñanza universitaria, los únicos del sistema educativo al que no se exige una preparación pedagógica previa", subraya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de marzo de 2005