Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Joaquín Luqui, maestro de la radio musical española

El periodista musical y locutor radiofónico Joaquín Luqui fallecía a las cuatro de la madrugada de ayer, lunes, en el hospital Clínico de Madrid, a los 57 años de edad, como consecuencia de una hemorragia cerebral sufrida tras una caída fortuita hace unos días.

Todavía convaleciente de una delicada intervención quirúrgica reciente, Joaquín acudía a visitar a una amiga suya el pasado viernes 18 de marzo cuando se cayó por la escalera. Al apreciársele una herida y todavía consciente, se le trasladó al citado hospital madrileño, donde se le diagnosticó un traumatismo craneoencefálico con hemorragia severa intracraneal, siendo necesario un drenaje urgente, que fue realizado por el equipo de neurocirugía de guardia.

Sin embargo, el hecho de ser también paciente con lesiones en el corazón hizo difícil el tratamiento de la hemorragia. Tras la operación, Joaquín perdió la consciencia y permaneció ingresado en la UCI, muy grave, en estado de coma y con respiración asistida, hasta el momento de su fallecimiento, más de una semana después.

Por la capilla ardiente de Luqui, cuyos restos mortales serán hoy incinerados y posteriormente llevados a su pueblo natal, pasaban ayer muchos de sus amigos y compañeros, como el director de la cadena SER, Daniel Gavela; los periodistas Iñaki Gabilondo, José María Íñigo o Miguel de los Santos, o artistas como Luz Casal, Micky, Alberto Cortez y Georgie Dann, entre muchos otros. De él dijo Iñaki Gabilondo: "Fue un fenómeno rompedor de la radio; una persona que hacía un programa muy personal y casi de artesanía". Por su parte, el cantante Micky le recordaba como "una persona entrañable, de memoria enorme; con él ha muerto una parte de la enciclopedia musical de España".

Su vasta cultura musical, se ampliaba al cine, y, al teatro, siendo habitual que se asistiera al estreno de cualquier obra de interés en cualquier parte del mundo. De hecho, hizo sus propios pinitos como dramaturgo, escribió y estrenó en Madrid dos obras propias con una acogida bastante buena.

Joaquín Luqui Iribarren nació en Caparroso (Navarra) el 22 de febrero de 1948. Periodista de vocación, inició su andadura laboral en 1965 haciendo una sección semanal de música en el periódico El Pensamiento Navarro. Un año después comenzaría su largo noviazgo con el medio radiofónico en Radio Requeté de Navarra, emisora de la SER en Pamplona. En 1969 se trasladó a Madrid para integrarse en la central de Los 40 Principales y establecer en paralelo una colaboración fija en la desaparecida revista El Gran Musical.

Desde entonces ha sido una de las imágenes de marca de la primera cadena musical española, para la que ha realizado y presentado programas como El Gran Musical, magazine en el que compartió micrófono con Tomás Martín Blanco, Pepe Cañaveras o Pepe Domingo Castaño, entre otros; JL en FM o 3, 2 ó 1. En la misma emisora colaboró en programas como Radioshow, Fan club, Fórmula week end o Anda ya, La ventana y Hoy por hoy. En cuanto a televisión, Joaquín presentó en 40 TV, entre otros, los programas Década 40 y en la última temporada, junto a Tony Aguilar, Fórmula Week End. Además, colaboró en los programas musicales de Canal + y en un programa especial de la historia del pop nacional para RTVE.

También fue autor del libro Los Beatles que amo en una época en que su fiel seguimiento del cuarteto de Liverpool le valió el apodo del quinto beatle por parte de sus compañeros de la radio. De hecho, y aunque también conoció y entrevistó a John Lennon, George Harrison y Ringo Starr, era con Paul McCartney con quien mantenía más estrecha relación.

Su voz característica al micrófono, su modo de susurrar con entusiasmo las canciones de cada época y sus autores, y personalísimas expresiones como "tú y yo lo sabíamos", "3, 2 ó 1", "besitos para ellas y un abrazo para ellos", forman ya parte del virtual archivo sonoro de la radio musical española, medio éste que fue, sin lugar a dudas, la gran pasión en la vida de Luqui.

Él mismo lo explicaba así: "La radio y la música me han, nos han, ayudado a superar los momentos tristes y aumentar los mejores momentos. Nos han hecho y nos hacen, a mí desde luego, la vida más feliz. Y más joven. Por eso defiendo la radio de entonces. Y la de ahora. Y la música de ayer y hoy, siempre mirando al futuro, con la base del pasado. Sin barreras".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de marzo de 2005