Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento hará 120 kilómetros de carriles bus en las autovías de entrada a Madrid

Unos 128 millones de viajeros se beneficiarán al año de las mejoras

Los autobuses de entrada a la capital tendrán más facilidades en sus recorridos. Así se desprende del plan presentado ayer por la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, que anunció la creación de carriles bus en todas las autovías radiales de la región. En el caso de la de A Coruña (A-6) supondrá la prolongación del existente desde Las Rozas hasta Collado Villalba. La titular del área no supo precisar el tiempo necesario para que estén concluidos ni la inversión que requerirán estas nuevas plataformas. La primera en verse será la de la autovía de Toledo (A-42).

Los nuevos carriles serán de uso exclusivo para los autobuses interurbanos, lo que le diferencia del actual carril bus-VAO de la A-6. Éste permite el uso por parte de las motos y los vehículos que lleven dos o más ocupantes. La ministra Álvarez explicó que con esta medida se beneficiarán 128 millones de viajeros que utilizan cada año los autobuses para acceder a la capital madrileña. Con este sistema se pretende además solucionar las congestiones de tráfico que tienen que soportar los autobuses para llegar a la ciudad, aumentar la seguridad vial de los viajeros, descongestionar el tráfico y fortalecer el transporte público, según la titular de Fomento. Todo el plan será financiado íntegramente por el ministerio, sin que otras administraciones participen en él.

- Autovía de Burgos (A-1). Los usuarios del transporte colectivo de la zona norte de la región se beneficiarán de siete kilómetros de carril bus, que serán construidos entre la conexión con la M-40 y San Sebastián de los Reyes. La orden de estudio del proyecto fue hecha pública el 29 de noviembre de 2004.

- Autovía de Barcelona (A-2). El proyecto que ha presentado el Ministerio de Fomento es uno de los más ambiciosos, ya que supondrá la entrada directa hasta la capital. Esta nueva plataforma para los autobuses interurbanos discurrirá entre Torrejón de Ardoz y los accesos a la M-30. El estudio del proyecto fue publicado el 16 de diciembre del año pasado.

- Autovía de Valencia (A-3). Los vecinos de las nuevas promociones de Valdebernardo, de Rivas-Vaciamadrid y de Arganda del Rey dispondrán, según el plan de Fomento, de 19 kilómetros de carril bus, ya que éste comenzará en el municipio argandeño y terminará en la M-30, al igual que la A-2.

- Autovía de Andalucía (A-4). El carril bus transcurrirá entre la vía de circunvalación M-45 y Valdemoro, lo que supone un recorrido de 18,5 kilómetros.

- Autovía de Extremadura (A-5). Los autobuses que transcurren por esta autovía del sur de la región serán los menos beneficiados, ya que el carril bus concluye a unos 15 kilómetros de la capital, a la altura de la conexión con la M-40, en Alcorcón. Comenzará en la localidad de Móstoles y tendrá una longitud de 13 kilómetros.

- Autovía de A Coruña (A-6). Las actuales obras que se desarrollan en Las Matas no son aún las del futuro carril bus. Éste, con 17,4 kilómetros, supondrá la prolongación del ya existente hasta Collado Villalba. Ese tramo será de doble sentido.

- Autovía de Toledo (A-42). La actuación prevista por Fomento es mucho más amplia que los carriles bus del resto de vías. Las mejoras previstas serán efectuadas entre la plaza de Fernández Ladreda, también conocida como Elíptica, y el límite de la provincia de Toledo. En total, 26,5 kilómetros. Supondrá la construcción de dos vías de servicio (una para cada sentido) desde la plaza Elíptica hasta la salida de Parla norte. Además será ampliada con un carril más (pasará de dos a tres) en todo el recorrido.

El carril bus, enclavado en una plataforma central separada por sendas medianas del resto de carriles, tendrá una longitud de 19,5 kilómetros: irá desde la entrada a la capital hasta la entrada de Parla sur.

El presupuesto total de estas actuaciones asciende a 243 millones de euros. Unas 660.000 personas de nueve municipios del sur (Getafe, Leganés, Parla, Pinto, Fuenlabrada, Valdemoro, Cubas de la Sagra, Torrejón de la Calzada y Casarrubuelos) serán los más beneficiados.

Rifirrafe entre la ministra y la presidenta

Las relaciones entre el Ministerio de Fomento y la Comunidad de Madrid no pasan por su mejor momento. Magdalena Álvarez, la titular de Fomento, señaló que la presidenta regional, Esperanza Aguirre, declinó reunirse con ella y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, para tratar las infraestructuras que acometerán las tres administraciones.

Según Álvarez, la presidenta declinó la invitación a tres bandas y requería una reunión más estrecha y sin la presencia de Ruiz-Gallardón, según la carta que le envió Aguirre. A la titular de Fomento le molestó que el Gobierno regional reclame más inversiones para la Comunidad de Madrid. Álvarez recordó que las inversiones van a crecer en el presupuesto de este año un 47%, si se excluye el final de la nueva terminal del aeropuerto de Barajas, que ha supuesto la inversión de 6.000 millones de euros. "Ya huelga cualquier tipo de llanto plañidero en Madrid sobre las infraestructuras", añadió la ministra.

La consejera de Transportes, María Dolores de Cospedal, vio de forma favorable el plan de carriles bus de Fomento. Se mostró convencida de que "servirá para descongestionar las salidas y entradas", aunque reclamó que se concreten plazos y costes.

De Cospedal criticó que la ministra Álvarez haya presentado el plan sin decir su coste, ni dar plazos de ejecución, y le pidió "encarecidamente" que "diga cuándo lo va a hacer y su presupuesto".

Fuentes del Gobierno regional señalaron que no se oponen a reunirse con Álvarez, pero prefieren una reunión a dos bandas. "Creo que la Comunidad de Madrid debe ser tratada como el resto de las comunidades autónomas", señaló Aguirre en la misiva de respuesta a Álvarez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2005

Más información