Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Desde el Pacífico

'Tagging': una deliciosa manera de navegar (1)

EL TAGGING ESTÁ DE NUEVO a la moda. No se trata ya de los grafitos estéticos o agresivos pintados sobre muros y metros de nuestras ciudades. En el ciberespacio son etiquetas pegadas a fragmentos de información virtual como marcadores de páginas web, fotos o artículos de periódicos. Al igual que los grafitos de ayer, son una expresión popular pero, tratándose de Internet, emergen como una nueva forma de clasificación no estructurada, hecha desde abajo por la gente.

Además del placer que nos puede dar ese nombre original del.icio.us (delicious quiere decir delicioso en inglés) ofrece tres servicios que lo hacen la punta de lanza de la moda del tagging. El primero permite reunir nuestros marcadores favoritos en una página y utilizarlos desde cualquier computadora; el segundo, permite pegar una etiqueta (tag, en inglés) en los sitios ubicados.

Si las etiquetas permiten constituir redes o comunidades, ¿Por qué no construir directamente a partir de las 'tags?' Este es el origen de 43things

La moda del 'tagging' consiste en pegar etiquetas a fragmentos de información virtual, como marcadores de páginas o fotos. Igual que los grafitos de ayer, es la expresión popular

Sin embargo, el mayor interés de del.icio.us, es que dichas etiquetas pueden ser públicas. La clasificación se vuelve social y nuevas redes se constituyen en función de intereses comunes, pasajeros o no.

Quienes, por ejemplo, siguen los trabajos sobre Smart mobs y cooperación de Howard Rheingold, podrían interesarse por los sitios que etiqueta. Si alguien quiere saber lo que se dice sobre Barcelona, puede, gracias al tag Barcelona (del.icio.us/tag/barcelona) encontrar sitios que no aparecen al inicio de la lista que da una consulta con la misma palabra en Google.

Con todo esto, del.icio.us llena una de las funciones originales de los blogs (bitácoras en línea), la de filtro. Es excelente para enterarse de los temas de conversación en un momento determinado. Para dar todo su potencial, una tecnología que usa las conexiones sociales tiene que contar con muchos usuarios; pero nadie sabe qué pasará si en vez de los casi 70.000 usuarios que tiene del.icio.us llegara a tener mil veces más.

Hoy día la palabra Barcelona da millones de resultados en Google y decenas en del.icio.us. La diferencia es fuente de utilidad. No es inconcebible que con millones de etiquetas Barcelona, la función pierda su interés.

Lejos de limitarse a nuestros sitios favoritos, la moda de las tags está ganando terreno en otras partes. Dos sitios de los cuales hemos hablado recientemente en esta columna, permiten hacer lo mismo, Flickr.com con las fotos y Furl.net con los artículos encontrados en línea y que guardamos en memoria para consultarlos después.

Si las etiquetas permiten constituir redes o comunidades, ¿por qué no construirlas directamente a partir de las tags? Esta apuesta está en el origen de 43things.com, un sitio financiado por Amazon que permite a los usuarios agruparse en función de sus objetivos de vida. Tagsurf.com, por su parte, se presenta como "un nuevo tipo de tablero de mensajes que usa etiquetas para ayudar a organizar los temas". Cualquiera puede empezar una discusión poniendo la que quiera, o participar en las que ya han sido lanzadas.

El interés por las etiquetas es tal que Technorati.com, uno de los motores de búsqueda especializados en los blogs ofrece ahora la posibilidad de reagrupar las contribuciones en base a las etiquetas de Flickr, de del.icio.us y de las categorías utilizadas en los blogs.

Además de ser una moda de futuro incierto, el impacto de las tags podría ser considerable en la medida en que es una forma nueva de clasificación de la información. "La idea de que el conocimiento tiene forma de un árbol es, tal vez, nuestro más antiguo conocimiento sobre el conocimiento", escribe David Weinberger, autor del Cluetrain Manifesto. "En su lugar, el tagging crea pilas de hojas con la esperanza de que alguien encontrará la manera de utilizarlas". El reto es tan enorme como la incertidumbre, pero la motivación radica en que contribuimos y nos beneficiamos del tagging de otros.

DEL.ICIO.US: http://del.icio.us/ HOWARD RHEINGOLD: http://del.icio.us/tag/rheingold TAGS POPULARES: http://del.icio.us/tag/ TAGS SOBRE BARCELONA: http://del.icio.us/tag/barcelona FLICKR: http://flickr.com/ TECHNORATI: www.technorati.com/ DAVID WEINBERGER: www.evident.com/

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2005

Más información

  • Al igual que los grafitos en los muros del metro, en Internet se cuelgan etiquetas en las informaciones.